Diario Vasco

Detenido por agredir sexualmente a una conocida en Pamplona

  • La Policía Municipal le acusa de haber abusado «mediante amenazas y el uso de la fuerza» de una joven en un piso del Casco Viejo

La Policía Municipal de Pamplona ha detenido a un hombre acusado de un presunto delito de agresión sexual «de alta intensidad» sufrido por una joven en la noche del sábado en un domicilio del Casco Viejo de la capital navarra.

Según informó ayer la Policía Municipal, la agresión se habría producido «mediante amenazas y el uso de la fuerza» en el interior de un piso donde, en compañía de otros familiares, se encontraban la agredida, de 27 años, y el agresor, de 31. Ambos se conocían con anterioridad.

Las mismas fuentes señalan que, una vez consumada la agresión, el varón se marchó del domicilio tras quitarle a su víctima una cierta cantidad de dinero que guardaba en el bolso. Posteriormente, sobre las 14.00 horas, agentes del Grupo de Investigación consiguieron detener al presunto agresor en el barrio de la Milagrosa. Al detenido se le acusa de los presuntos delitos de agresión sexual y hurto.

Agentes de la Policía Municipal especializados en violencia de género atendieron a la mujer desde el primer momento, acompañándola y poniendo a su disposición los recursos municipales existentes para estos casos apoyo psicológico, asistencia letrada y de protección.

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Pamplona aprobó ayer una declaración en la que muestra su «más absoluto rechazo» a la agresión sufrida por la joven y convoca para hoy al mediodía una concentración silenciosa de protesta frente a la Casa Consistorial.

El texto expresa el rechazo a cualquier tipo de agresión, violencia o actitud sexista que se produzca» en la ciudad y el «compromiso» a «colaborar para eliminar las agresiones sexistas y mejorar la seguridad para las mujeres en todo tipo de entornos». También recoge que «como institución pública y como ciudadanía activa es necesario que, tanto hombres como mujeres, tengamos una actitud comprometida frente a las agresiones sexistas y nuestro propósito es trabajar en este sentido».

La Junta de Portavoces insta «a la sociedad a cambiar el modelo cultural en el que se protege al agresor y se culpabiliza a las mujeres exigiéndoles a ellas condescendencia para aceptar piropos, molestias o acosos, justificándolo bajo la premisa de las costumbres». También invita «a la ciudadanía a que no permanezca impasible frente a las agresiones sexistas».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate