Diario Vasco

La defensa de Ibar cree que las pruebas «cantan» y pide su excarcelación

Pablo Ibar junto a su abogado
Pablo Ibar junto a su abogado / EFE
  • El portavoz jurídico de la Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar ha visitado Pamplona junto al padre de Pablo

La defensa del español Pablo Ibar, encarcelado en Florida desde hace 22 años y que estuvo 16 condenado a muerte por un triple asesinato, ha considerado este martes en Pamplona que las pruebas existentes "cantan" y, teniéndolas en cuenta, 'Pablo tiene que salir' de la cárcel.

Así lo ha comentado, el portavoz jurídico de la Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar, Andrés Krakenberger, quien, junto al padre del encarcelado, Cándido Ibar, y su prima, Pilar Pereda Ibar, ha visitado el Parlamento de Navarra dentro de la ronda de contactos institucionales que llevan a cabo para recaudar fondos para la defensa.

Pablo Ibar fue condenado a muerte en agosto de 2000 como autor, junto a su amigo Seth Peñalver, del asesinato de Casimir Sucharski, dueño de un local nocturno, y de dos bailarinas que actuaban en él, Sharon Anderson y Marie Rogers, el 26 de junio de 1994.

En 2006, el Tribunal Supremo de Florida anuló la condena a muerte del otro enjuiciado, Seth Peñalver, mientras que, semanas después, confirmó la condena a muerte de Ibar.

En febrero de 2016 se anuló la condena a muerte de Ibar, a la espera de un nuevo juicio y, dentro del proceso previo al mismo, hace una semana, la acusación registró una nueva prueba de ADN que culparía al español.

Este análisis de ADN, ha indicado Krakenberger, es el quinto que se efectúa en 22 años, realizado en una camiseta que se encontró en el jardín del lugar de los hechos y "en los cuatro anteriores siempre se había descartado a Pablo". Lo que han encontrado ahora, ha señalado, es "una motita milimétrica, al nivel del pecho de esa camiseta, de ADN de Pablo".

«Contaminación» en la cadena de custodia

Esa camiseta, ha recordado Krakenberger, "está llena de ADN de las víctimas y de dos sujetos masculinos no identificados que, en 22 años, la fiscalía de Florida nunca ha hecho el más mínimo esfuerzo por identificar".

A juicio de Krakenberger, lo más probable es que se trate de una "contaminación" en la cadena de custodia, ya que "en 1994 se desconocía que el ADN de origen líquido se puede pasar incluso de prenda en prenda y años después".

El portavoz de la asociación y los familiares de Pablo Ibar han mantenido un encuentro con la presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez, y representantes de los grupos políticos, dentro de la campaña que llevan a cabo para recaudar fondos.

La defensa, ha explicado Krakenberger, tiene un presupuesto de 1,3 millones dólares, de lo que han recaudado algo más del 55 %.

Cándido Ibar ha declarado por su parte que no quiere ser "ni pesimista ni optimista" y ha subrayado: "Estamos aquí en la lucha, como siempre, tratando de estar lo más fuertes posible".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate