Diario Vasco

Las pistolas eléctricas de la Ertzaintza tendrán cámaras para grabar actuaciones

Las pistolas eléctricas de la Ertzaintza tendrán cámaras para grabar actuaciones
  • Se activarán cuando el arma sea desenfundada y el objetivo es dejar constancia de las circunstancias que rodearon la operación

Las pistolas eléctricas de la Ertzaintza incorporarán cámaras que grabarán a los agentes cuando tengan que hacer uso de estas polémicas armas «no letales». Según las fuentes policiales consultadas por EL CORREO, la decisión de utilizar aparatos de grabación se debe al interés que existe por «arrojar más luz» sobre los operativos policiales. Se trata, en definitiva, de dejar constancia, en la medida de las posibilidades, de las circunstancias que motivaron la utilización de estas pistolas de la marca Taser, cuyo uso estará restringido a los nuevos grupos de intervención rápida que estarán ubicados en las capitales vascas para hacer frente a cualquier emergencia policial.

Existen diversos tipos de pistolas eléctricas, más o menos avanzadas tecnológicamente. El Departamento de Seguridad del Gobierno vasco ha optado por recurrir a los dispositivos que tienen incorporadas cámaras de grabación. Algunos de estos equipos se activan cuando el agente desenfunda, de manera que queda registrado en imágenes todo el proceso de reducción y el tiempo que dura la descarga eléctrica. Según las fuentes consultadas por este diario, la decisión de recurrir a este tipo de pistolas Taser no se circunscribe a un motivo concreto. Pero los mismos medios reconocen que las fuertes polémicas que rodean en muchos países a estas armas «no letales» influye en la decisión de incorporar cámaras de grabación.

La Ertzaintza, de hecho, había rehusado hasta ahora incorporar pistolas eléctricas a pesar de que otros cuerpos policiales, como los Mossos d’Esquadra, han optado en los últimos tiempos por utilizar estas armas. El pasado año, la Policía catalana anunció su decisión de suministrar una Taser a los jefes de guardia de cada comisaría para que las usen en casos «determinados y concretos». Sus defensores esgrimen su utilidad para reducir «rápidamente y con seguridad» a individuos que se emplean con gran violencia. En este sentido, insisten en que permiten no utilizar las armas de fuego en actuaciones muy graves. Los mismos medios apuntan que, en determinadas circunstancias, una descarga eléctrica es menos lesiva que reducir a base de porrazos a una persona que se encuentra muy alterada.

En el lado contrario, diversas organizaciones denuncian su peligrosidad para gente que sufre dolencias del corazón. Este debate resucitó hace varias semanas cuando Dalian Atkinson, exdelantero inglés de la Real Sociedad, falleció en Inglaterra a causa de paro cardíaco después de que la Policía le disparase con una pistola eléctrica.

Emergencias graves

La Ertzaintza quiere evitar en la medida de lo posible estas polémicas dejando constancia de las circunstancias en las que se produjo la actuación. Y una herramienta básica para ello es la grabación de imágenes. La Policía vasca, de hecho, ya utiliza cámaras de grabación en algunos casos especiales, sobre todo en las actuaciones de Brigada Móvil, los antidisturbios de la Ertzaintza. Por ejemplo, agentes uniformados se dedicaron a filmar, cámara en mano, los operativos policiales dirigidos a deshacer los ‘muros populares’ que se organizaron en el entorno de la izquierda abertzale para dificultar determinadas detenciones. Gran parte de los espacios de los comisarías están vigilados con estos dispositivos para garantizar que se respetan los derechos de los detenidos. Además, la Ertzaintza también se interesó por un fabricante de cámaras personales que se instalan en los uniformes de los agentes de seguridad ciudadana.

En este caso, las pistolas eléctricas estarán a disposición de los grupos de intervención rápida que estarán ubicados en las capitales vascas las 24 horas del día. Estos pequeños equipos estarán armados con subfusiles, escudos, chalecos y cascos antibalas de última generación y su objetivo será responder lo antes posible ante emergencias graves.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate