Diario Vasco

El padre de la niña fallecida de un coma etílico: «No era la primera vez que bebía»

  • El progenitor lo admitió a los policías que llevaron a su hija ebria a su casa en dos ocasiones anteriores al fatal suceso

El padre de la niña de 12 años que falleció la pasada semana por un coma etílico en San Martín de la Vega (Madrid) ya advirtió a los agentes que no era la primera vez que su hija bebía. Esto sucedió el pasado 30 de septiembre, cuando los agentes llevaron a la menor ebria a su casa y así consta en la minuta que los policías municipales realizaron esa noche.

«No es la primera vez que mi hija bebe y tratamos de evitar que lo haga». Fueron las palabras del progenitor cuando el pasado viernes 30 de septiembre la Policía Municipal de San Martín de la Vega recibió un aviso de un vecino de la zona de Santa Elena asegurando que unos menores aparentemente borrachos estaban dando golpes en la pared de su casa y estaban provocando un tremendo jaleo en el barrio. Eran las 22.30 horas. Los agentes se trasladaron al lugar y los menores corrieron al ver el coche patrulla. Los policías lograron interceptar a dos de ellos, uno de ellos, la menor de 12 años.

Los agentes enseguida se dieron cuenta de que iba bebida y así lo reflejaron en la minuta: «Se encontraba bajo los efectos de haber consumido alcohol». La menor se negó a dar la dirección de donde vivía y rechazó colaborar con los policías. El otro menor interceptado y amigo de la pequeña les dio a los policías su nombre y con ayuda del padrón, los agentes averiguaron donde residía.

Sobre las 23.00 horas, trasladaron a la menor a su domicilio. Allí les recibió el padre, de nacionalidad polaca que les dijo que «no era la primera vez que bebía». El progenitor se mostró muy contrariado y señaló que hacían todo lo posible para que no bebiese.

Esa niña de 12 años a la que trasladaron a su casa fue la que falleció esta semana cuando hacía botellón con varios amigos en la zona de Los Cerros de San Martín de la Vega. La pequeña consumió la tarde noche del pasado 28 de octubre vodka y ron junto a cuatro amigos. Sobre las 22.00 horas se desmayó. Los amigos se asustaron pero no avisaron a la Policía y al 112 por temor a las posibles represalias o a una posible multa. Encontraron un carrito de la compra, subieron a la amiga en él y la trasladaron a un centro de salud donde llegó inconsciente y en parada cardiorrespiratoria. El Summa la trasladó posteriormente al Hospital 12 de octubre, donde falleció el pasado día 1 de noviembre.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate