Diario Vasco

Movember: las reglas de los bigotes contra el cáncer de testículos

Movember: las reglas de los bigotes contra el cáncer de testículos
  • Famosos y personas anónimas se unen al movimiento Movember dejándose un particular mostacho durante el mes de noviembre

Las modas están de moda. A veces nos da por hacernos 'metrosexuales', otras por llamar 'selfie' a una autofoto, otras por ir de 'fofisanos'... y, por suerte, entre tanta iniciativa de toque absurdo llegan ideas solidarias cuya intención no es otra que la de ayudar a los demás, recaudar dinero contra enfermedades e informar sobre la importancia de prevenirlas. Es el caso de 'Movember', un movimiento en auge que busca que los hombres se dejen crecer el bigote (Moustache) durante el mes de noviembre (November) con la única intención de concienciar a la gente sobre el cáncer de próstata, de testículo y la depresión masculina.

A pesar de que es una iniciativa que surgió en Australia en 1999, es en los últimos años cuando más repercusión ha tenido en España. Este año, futbolistas como Dani García, del Eibar, y el baracaldés Jon Ander Serantes, guardameta del Leganés, también parecen estar dejándose pelo por una buena causa en ese espacio que separa la nariz de la boca.

Otro futbolista al que muchos atribuyen el puesto de abanderado español del movimiento 'Movember' es Iker Casillas, que ya en 2013 lució un buen bigote para fomentar los chequeos médicos regulares entre los hombres. Asimismo, figuras como el cómico Berto Romero, los cantante Justin Bieber y Paul McCartney, y los actores Zac Efron, Pepón Nieto, Silvester Stallone y Juan Diego Botto, entre otros, también se han unido a esta iniciativa.

Las reglas del Movember

Pero en 'Movember' no vale con dejarse el bigote sin criterio alguno. Así las cosas hay establecidas una serie de reglas que todo Mo-Bro (moustache-brother) debe seguir:

1. Hay que comenzar noviembre con la cara completamente despejada.

2. Debes dejarte crecer un bigote. Sirve cualquier estilo.

3. Debes guardar la maquinilla y solo utilizarla para cumplir la regla que viene a continuación.

4. No puedes dejar que tus patillas se unan con tu bigote, porque se transformaría en barba. Lo mismo pasa si tu bigote se une con el vello facial de tu mentón.

5. Resiste las críticas. Debes estar dispuesto a soportar un par de bromas por tu look.

6. Sácate fotos, compite con tus amigos por tener el mejor mostacho de todos y compártelo en las redes.

7. Visita el sitio de 'Movember' y haz tu donación a la causa.

8. Si no tienes dinero, entrega el mensaje o participa como voluntario.

9. El 1 de diciembre puedes afeitarte.

10.Si eres mujer seguramente no puedes dejarte crecer un bigote tupido, pero en tu calidad de Mo-Sister (moustache-sister) puedes apoyar a tu padre, novio, hermano o amigo a seguir las reglas y fotografiarte con un bigote postizo.

La idea que surgió entre copas

Pero, ¿cómo surgió esta idea? A pesar de que a veces nos tomamos las horas de relax como un paréntesis para que después todo fluya en los momentos dedicados a la productividad, es evidente que es en en esas ocasiones cuando a veces surgen las mejores ideas. Así es al menos como nació 'Movember'. Fue un año antes del cambio de siglo y milenio, cuando, entre copas, un grupo de jóvenes de Adelaida, en Australia, plantó la semilla de esta iniciativa en un pub. Aquella noche, un grupo de 80 personas comenzó a dejarse bigote durante un mes y decidieron recaudar dinero para la RSPCA, una entidad que promueve el bienestar de los animales, mediante la venta de camisetas.

Cuatro años más tarde, en 2003, Travis Garone y Luke Slattery decidieron tomar como referencia la idea de aquellos jóvenes de Adelaida y se dejaron crecer un bigote durante el mes de noviembre con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre el cáncer de próstata, de testículos y la depresión en los hombres.

A diez dólares el bigote

Para crear este movimiento, los jóvenes se inspiraron en la madre de uno de sus amigos, que recaudaba dinero para concienciar sobre el cáncer de mama. A ellos les siguieron luego otros 28 hombres para comenzar una iniciativa que se convertiría, posteriormente, en una fundación: Movember Foundation.

El grupo estableció pagar un total de diez dólares por cada persona que optara por dejarse bigote a final del mes de noviembre para, ahora sí, concienciar a la sociedad sobre el cáncer de próstata y el de testículos.

En 2004, el grupo registró la fundación Movember y recaudó 30.710 euros que fueron a parar a la Fundación de Cáncer de Próstata de Australia (PCFA). Pero la cosa no quedó ahí y tras su éxito en Australia, Nueva Zelanda también se unió al movimiento Movember en 2006. Un año más tarde llegaría a Estados Unidos, a Canadá, a Reino Unido y también a España, de la mano de Fefoc.

Desde entonces, el movimiento Movember se ha convertido en un evento global. De hecho, en 2012, el Global Journal incluyó a Movember como una de las 100 ONG más importantes del mundo.

En 2015, llegó a recaudar 56,9 millones de euros para concienciar a la sociedad sobre el cáncer de próstata y de testículos. Y este 2016 la fundación confía en que los pelos de su gran bigote sigan creciendo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate