Diario Vasco

Bienvenidos al lago de donde nadie regresa vivo

  • Situado en el Golfo de México, es unas cinco veces más salada que el agua que le rodea y contiene concentraciones muy tóxicas de metano y sulfuro de hidrógeno

"El lago del que nadie sale vive" o "El jacuzzi de la desesperanza". Así se conoce a un lago situado a unos mil metros por debajo de la superficie del Golfo de México, cerca de las costas de Nueva Orleans, y que fue descubierto hace dos años.

El profesor de biología de la Universidad del Temple de Filadelfia, Erik Cordes, ha examinado este aterrorizador lago desde una embarcación sumergible. El científico ha detallado en la revista especializada 'Oceanography' que es unas cinco veces más salada que el agua que le rodea y contiene concentraciones muy tóxicas de metano y sulfuro de hidrógeno.

Cualquier criatura que entra en este lago muere, principalmente cangrejos, anfípodos o peces. Erik Cordes ha encontrado únicamente bacterias, gusanos de tubo y gambas especialmente adaptadas.

Este hallazgo se considera muy importante, debido a que estos organismos podrían parecerse a las formas de vida de otros planetas del sistema solar o de exoplanetas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate