Diario Vasco

El hombre de 62 años que mató a puñaladas a su expareja de 50 en Burgos es de Vitoria

  • La mujer asesinada y su exmarido debián acudir hoy al juzgado por la custodia de su hija de 17 años. La fallecida, Yolanda Pascual, ejercía su labor de periodista como jefa de sección en el El Correo de Burgos

Ignacio G.G., un hombre de 62 años y natural de Vitoria, ha sido detenido esta pasada media noche en Burgos como supuesto autor de la muerte de su expareja, una mujer de 50 años, según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno. La víctima mortal es Yolanda Pascual Expósito, periodista de El Correo de Burgos y tenía una hija de 17 años. Según los primeros datos facilitados por la Policía, la víctima llegó minutos antes de las doce de la noche con su vehículo al garaje de su vivienda, en la zona de Parque Europa. El agresor estaba esperándola con un cuchillo y cuando salió del vehículo la agredió.

Una llamada al 112 informó de que había una mujer tirada en el suelo gritando y un hombre con un arma blanca apuñalándola. Al lugar se desplazaron varias dotaciones de Policía Nacional y de Policía Local, que detuvieron al agresor, del que la víctima llevaba separada más de dos años. Sobre el agresor no constaban denuncias previas. Precisamente hoy estaba prevista la celebración de un juicio sobre el régimen de visitas de la hija de ambos.

Una vez detenido, el hombre se ha confesado autor del crimen de violencia machista. Yolanda Pascual Expósito, de 50 años, llevaba vinculada a El Mundo-El Correo de Burgos desde su fundación, hace 13 años. En la actualidad, desempeñaba la función de jefa de sección.

Yolanda Pascual Expósito sufría violencia psicológica de su exmarido y autor confeso del crimen, había tenido una separación traumática y hoy debían acudir al juzgado porque su hija, de 17 años, había solicitado renunciar a las visitas paternas, según el director del diario donde trabajaba la víctima.

El director de El Correo de Burgos-El Mundo, Ricardo García Ureta, ha declarado que sus compañeros del periódico no se explican como ha podido terminar así una situación de «violencia psicológica». La propia Yolanda les había hablado de esa situación de «violencia psicológica» que la había llevado a separarse de su esposo hace cuatro años, ha manifestado el director del periódico

Según ha explicado García Ureta, «ella nunca denunció maltrato porque no era ese maltrato físico tan visible, sino un maltrato más silencioso y menos evidente».

Concentración ante el Ayuntamiento

Unas 400 personas se han concentrado este jueves en la plaza Mayor de Burgos para condenar el brutal asesinato. Entre los asistentes a esta concentración se encontraban el alcalde de Burgos, Javier Lacalle; el secretario regional del PSOE, Luis Tudanca; el subdelegado del Gobierno, José María Arribas; el delegado de la Junta, Baudilio Fernández-Mardomingo; los portavoces de los grupos municipales, compañeros de la fallecida y el director de El Mundo-El Correo de Burgos, Ricardo García Ureta.

La portavoz del equipo de Gobierno, Gema Conde, ha condenado y lamentado «el asesinato» de Yolanda Pascual y ha querido trasladar sus condolencias a la familia y a los compañeros de esta periodista. «No hay palabras en estas circunstancias y menos cuando se trata de una mujer conocida por todos», ha declarado Conde.

Javier Lacalle ha asegurado que ha sido una concentración «breve» para expresar lo que la ciudad «está sintiendo» y es que la capital burgalesa «está consternada» por la muerte de esta mujer burgalesa «que ha sido vilmente asesinada» por parte de su expareja. Lacalle ha tachado de «vil asesinato y patético acontecimiento» la muerte de Yolanda Pascual al tiempo que ha querido trasladar a su familia y compañeros «el aprecio y el apoyo» de la ciudad de Burgos así como a todos los profesionales de los medios de comunicación. El alcalde de Burgos ha expresado su deseo de que hechos como este «no se vuelvan a repetir» aunque ha reconocido que pasan los días, las semanas y los meses y se siguen produciendo casos «de violencia machista».

Por su parte, el subdelegado del Gobierno, José María Arribas, ha manifestado el sentimiento de «dolor» que se vive por la muerte de este periodista y ha pedido que sobre el presunto autor de los hechos «recaiga todo el peso de la ley» y que el caso de «Yolanda sea el último de esta lacra social».

Tras cinco minutos de silencio, un largo y sentido aplauso ha puesto el punto final a esta concentración por la muerte de Yolanda Pascual.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate