Diario Vasco

Condenan a 40 años de cárcel al asesino de su esposa y su suegra en Abadiño

  • Además, el tribunal le ha impuesto una indemnización de 120.000 euros para el hijo y nieto de las víctimas y 20.000 euros para cada uno de los cinco hermanos de su esposa

La Audiencia de Bizkaia ha condenado a 40 años de cárcel al hombre declarado culpable de haber asesinado a su esposa y a su suegra en el domicilio familiar de la localidad vizcaína de Abadiño.

Después de que un jurado popular considerara a Benito Quintairos culpable del doble crimen, y culpable también de un delito de daños por los desperfectos que ocasionó en su taller y en empresas colindantes, el tribunal vizcaíno ha resuelto en una sentencia hecha pública hoy imponerle una pena de 20 años por matar a la anciana, 19 por el asesinato de su esposa y un año más por los desperfectos del fuego.

Además, el tribunal le ha impuesto una indemnización de 120.000 euros para el hijo y nieto de las víctimas y 20.000 euros para cada uno de los cinco hermanos de su esposa. Asimismo, deberá responsabilizarse de casi 200.000 euros debido a los destrozos causados por el incendió que él provocó.

Los hechos ocurrieron el 10 de diciembre de 2014 cuando el acusado golpeó en la cabeza y posteriormente asfixió en primer lugar a su esposa y después a su suegra.

Más tarde se dirigió a su empresa, un taller de carpintería de madera y aluminio ubicado en Atxondo, y tras prender fuego al local se colgó boca abajo con ayuda de un montacargas, con lo que, según las acusaciones, Benito Q. pretendía simular un asalto y utilizarlo como coartada de los crímenes.

Durante la vista oral de este caso, Benito Q. confesó su culpabilidad, pero negó, sin embargo, que hubiera planeado los hechos, que atribuyó a un arrebato, y aseguró que lo sucedido en la carpintería respondía a que intentó suicidarse.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate