Diario Vasco

La niebla aborta una veintena de vuelos en Loiu

Los pasajeros sin hotel tuvieron que pasar la noche en la terminal. /
Los pasajeros sin hotel tuvieron que pasar la noche en la terminal. / / pedro urresti
  • El aeropuerto vizcaíno recupera esta mañana la normalidad con cientos de pasajeros afectados por la niebla. Alrededor de 30 personas pasaron la noche en la terminal

El aeropuerto de Loiu ha comenzado esta mañana a recuperar la normalidad después de que ayer una veintena de vuelos tuvieran que ser cancelados por la niebla que impedía la visibilidad en el aeropuerto vizcaíno. El primer avión cuyo aterrizaje está previsto es un vuelo de Air Europa procedente de Madrid y se espera que en las próximas horas comiencen a llegar aeronaves procedentes de París y Munich.

La inclemencia meteorológica obligó a que una treintena de personas durmieran anoche en el aeropuerto de Loiu. Fueron quizás los más damnificados por las malas condiciones meteorológicas que se cernieron ayer sobre la costa cantábrica, pero ni mucho menos los únicos. De hecho, centenares de pasajeros vieron frustradas sus expectativas de aterrizar o despegar desde el aeródromo vizcaíno.

Desde las ocho de la tarde y hasta el final de horario operativo -las 23.30 horas-, ni un solo avión comercial tomó tierra o partió de las instalaciones de Loiu debido a que la escasa visibilidad impedía las operaciones en unas condiciones adecuadas de seguridad. En total, resultaron afectados once aparatos procedentes de diversos puntos y con destino Bilbao, así como sus correspondiente salidas, según confirmaron fuentes del aeropuerto, lo que eleva hasta cerca de una veintena los vuelos implicados. La relación empieza con el avión que había salido por la tarde de Dusseldorf, que tuvo que regresar al aeropuerto alemán; y siguió con los vuelos procedentes de Alicante, desviado a Pamplona; Almería, a Madrid; Fuerteventura y Sevilla, ambos a Barcelona; Múnich, a Madrid; París, a Biarritz; Amsterdam, a Zaragoza; Madrid, que fue cancelado; y los nocturnos de Fráncfort y Londres, que también fueron desviados.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate