Diario Vasco

Los aires de modernidad se extienden a la tele

La muerte de Chanquete en 'Verano azul' paralizó el país en 1981 y 1982. Los domingos por la tarde llegaban las aventuras de una pandilla de amigos que veraneaba en Nerja y que se ha repuesto en varias ocasiones.
La muerte de Chanquete en 'Verano azul' paralizó el país en 1981 y 1982. Los domingos por la tarde llegaban las aventuras de una pandilla de amigos que veraneaba en Nerja y que se ha repuesto en varias ocasiones. / TVE

Con la democracia y la transición también llegó la modernidad a la televisión, que tuvo en 'La bola de cristal' el mejor abanderado del cambio. «Se entendió que había que abrir las puertas de TVE a lo que estaba sucediendo en la calle. Las mentalidades habían cambiado de la noche a la mañana y no se podía seguir haciendo televisión para niños pensando en los padres o la santa madre iglesia», puntualiza Pablo Carbonell (Cádiz, 54 años), que, junto con Pedro Reyes, formó parte durante tres años y medio del innovador espacio creado por María Dolores (Lolo) Rico. Y eso que cuando se lo ofrecieron, a Carbonell le pareció todo un «disparate, pero muy divertido».

El programa presentado por Alaska y con el icono de la bruja Avería se convirtió en un escaparate para transmitir al resto del país las tendencias que se abrían paso en la capital con la Movida como exponente. «Lo mismo te encontrabas una entrevista sesuda de Alaska con un director teatral que una canción incitando al abandono escolar o un delirio que mezclaba a Sandokan con los Hare-krisnas», detalla Carbonell, que se encargaba en el librovisor de inculcar a los niños el gusto por la literatura pero de forma «delirante».

Una modernización que se extendió a la programación con series propias como 'Los gozos y las sombras', 'Verano Azul' o 'Anillos de oro', a las que se sumaron norteamericanas míticas como 'Dallas', 'Dinastía' y 'Falcon Crest'. O escenas tan recordadas como el sketch de Martes y Trece en la Nochevieja de 1985 con 'Encarna de noche' y la irrupción de los magacines matinales de la mano del tupé de Jesús Hermida y sus chicas con su 'Por la mañana'.

También Televisión Española superó su primera gran prueba internacional con la difusión de la señal del Mundial de Fútbol de 1982 gracias a la construcción del famoso Pirulí de Torrespaña. Pero no todo fueron alegrías en esta década. A TVE se le acabó el monopolio: llegaron las autonómicas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate