Diario Vasco

Los acusados de violación en Sanfermines piden anular el vídeo y Whatsapp de otra agresión

  • Cuatro de los detenidos han declarado por videoconferencia ante un juez de la localidad cordobesa de Pozoblanco

Las defensas de los cuatro imputados por la violación de una joven en Pozoblanco (Córdoba), en prisión provisional por un delito de violación en los pasados Sanfermines de Pamplona, han pedido la nulidad de la prueba del vídeo y los Whatsaspp donde podría aparecer la agresión sexual a la presunta víctima de Córdoba.

Los cuatro acusados estaban citados a declarar este viernes por videoconferencia en el juzgado de instrucción de Pozoblanco, encargado de la pieza separada de la instrucción del caso de violación grupal durante los Sanfermines de Pamplona.

El abogado de la mujer, de 21 años y presuntamente agredida sexualmente por cuatro de los cinco acusados de una violación grupal a otra joven en los sanfermines- ha contado que los imputados "no han declarado nada que les pudiese perjudicar por instrucción de sus abogados". Sin embargo, el letrado ha asegurado que "hay pruebas y testigos de ciertos hechos y vamos a intentar acreditarlo todo".

Por su parte, el abogado defensor de J.E.D. -ocupante del coche donde se produjo la presunta agresión a la joven de Pozoblanco- ha indicado que su representado ha negado "cualquier conducta que pudiese ser constitutiva de algún delito".

Por ello, el letrado ha anunciado que pedirá la nulidad de las actuaciones porque éstas derivan de una grabación que se hizo desde el móvil de uno de los ocupantes del vehículo, imágenes que, a su juicio, se facilitaron para otra finalidad: como prueba de descargo sobre las acusaciones de la agresión sexual el 7 de julio en los Sanfermines de Pamplona.

Por estos últimos hechos, los cuatro jóvenes junto a un quinto se encuentran en prisión preventiva en cárceles de Madrid y Pamplona.

La defensa del joven J.E.D ha asegurado que "no se autorizó la entrega del móvil para disponer de los miles de mensajes de los últimos cinco años", algo que entiende puede ser objeto de nulidad.

Drogada con burundanga

De ocurrir, podría llevar al archivo de las diligencias ahora abiertas que investigan que la chica pudo ser drogada con burundanga y agredida sexualmente cuando se subió con los cuatro chicos a un coche en las fiestas de Torrecampo (Córdoba) en dirección a Pozoblanco.

"Vamos a solicitar la nulidad de las actuaciones tanto ahora como en nuestros escritos de conclusiones provisionales y hasta de un posible juicio" porque, según ha aseverado, se han cometido una serie de "irregularidades procesales".

En este sentido, este abogado ha dicho que en la videoconferencia de hoy ni siquiera se les ha mostrado el vídeo tomado como prueba en el que supuestamente se vería una situación de abusos a la muchacha de Pozoblanco y, por tanto, ninguno de los cuatro acusados ha respondido a esta prueba de cargo.

Además, ha calificado de "extrañas" las actuaciones de la Policía Foral de Navarra al realizar pesquisas "fuera de su competencia" que se tienen que denunciar, algo que "vamos a plantear jurídicamente por escrito".

Además de pedir que se repita la declaración de la víctima, las defensas solicitarán el próximo lunes más diligencias porque aseguran tener testigos a su favor.

El abogado de otro de los acusados, A.M.G.E., un joven militar de profesión, ha considerado como "contradictorias" las versiones sobre los hechos denunciados.

Por su parte, el letrado de J.A.P.M., quien supuestamente grabó el vídeo que las defensas consideran que podría ser considerada una prueba nula si así lo estima la jueza instructora de Pozoblanco, ha informado de que este viernes también han declarado un policía local y una testigo amiga de la víctima.

Ha añadido que pese a que los cuatro acusados estuvieron en Torrecampo, "esto no se parece absolutamente en nada a los hechos de Pamplona", y ha aseverado que todos se han declarado inocentes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate