Diario Vasco

Salvia para la diabetes, la menopausia y la sudoración

El uso medicinal de la salvia se remonta al siglo XIV.
El uso medicinal de la salvia se remonta al siglo XIV.
  • Aunque su uso se remonta a la Edad Media, la salvia es una planta muy utilizada en medicina por sus grandes propiedades curativas

El empleo de la Salvia como planta curativa se remonta muchos siglos. El remedio popular conocido como “vinagre de los cuatro ladrones”, resultado de la mezcla de romero, espliego, tomillo y salvia, comenzó a extenderse en la época de la peste bubónica.

Esta preparación se extendió durante el siglo XIV, y debe su nombre a una leyenda que cuenta que cuatro ladrones fueron detenidos mientras robaban en Toulouse. Estos hombres no padecían de peste y se les permitió salir en libertad si explicaban el secreto de su buen estado de salud. Dicha preparación consistía en macerar las cuatro plantas en vinagre y después frotarlas por todo el cuerpo.

Poco a poco aquel remedio fue empleándose más y más y descubriendo sus posibilidades para la salud. De los curas que visitaban a los enfermos de peste pasó a ser un remedio casero cicatrizante y antibacteriano, hasta llegar a nuestros días como una de las plantas más consumidas por sus grandes propiedades para la salud.

Principales propiedades de la salvia

La salvia es una planta con potentes propiedades curativas. Sus usos permiten mejorar y regular alteraciones menstruales, tiene propiedades astringentes o trata la diabetes.

Se trata de una planta con grandes propiedades, pero entre las que destacan la de ser una planta bactericida. Sus propiedades se pueden aprovechar para conservar alimentos, combatiendo las bacterias que causan intoxicaciones.

Así mismo, permite facilitar el proceso de cicatrización de úlceras y heridas. Un enjuague bucal de salvia ayuda a curar las pequeñas heridas e infecciones bucales. Es una de tantas hierbas que ayudan a aliviar la sensación de opresión nerviosa en el estómago.

Es muy empleada por sus propiedades antisudoríficas, especialmente entre las mujeres menopáusicas. Su estrecha relación con la salud femenina viene en gran parte por su capacidad de regular los cambios hormonales. Es una planta muy indicada para poder paliar los cambios hormonales producidos durante el climaterio y la menopausia. Rebaja los dolores de la menopausia y mejora los flujos vaginales. También se ha empleado para tratar el vaginismo y la frigidez.

Uno de los usos que más llama la atención de la salvia es su capacidad para conservar la acetilcolina, uno de los principales neurotransmisores. Es por esto que se está investigando con la salvia para poder atajar enfermedades como el Alzheimer.

Es posible emplear la salvia en forma de infusión, ampollas o aplicándola directamente sobre la piel.

Es posible emplear la salvia en forma de infusión, ampollas o aplicándola directamente sobre la piel.

Recetario de salvia, ¿cómo y para qué?

En forma de infusión, la salvia es una planta muy consumida. Así, se puede utilizar la salvia para tonificar el sistema nervioso en estados de depresión, cansancio, astenia, etc. Una infusión de salvia también ayudan a disminuir la fiebre de forma natural.

Las infusiones de salvia también ayudan a limitar los efectos de la diabetes, ya que sus propiedades hipoglucemiantes ayudan a disminuir la cantidad de azúcar en sangre. Es importante tener en cuenta que si se intenta combinar el tratamiento de insulina con la salvia, será necesario consultar con el profesional médico la cantidad de insulina y de salvia a tomar.

Aplicando la salvia en forma de ampolla, tiene grandes propiedades cicatrizantes y bactericidas, ideales para desinfectar una herida y ayudar en la curación. Pero también, aplicado de la misma manera, sirve para relajar los músculos después de un tiempo de estrés y requerimiento físico.

Así mismo, la salvia aplicada de forma directa sobre la piel ayuda a reducir la sudoración. Y, en el pelo, es ideal para mejorar el brillo y vigor del cabello, en este caso, debe ser mezclado con tomillo y romero.

Finalmente, la salvia se emplea como cosmético también. Sus usos más habituales se centran en servir de tinte natural, especialmente para las canas.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Al ser una planta abortiva, la salvia no puede tomarse durante el embarazo. Contiene tuyona y diferentes derivados como alfa-tuyona, beta-tuyona, ácido elágico y ácido oleanólico, es posible que la salvia pueda provocar el parto. Es importante señalar que se puede emplear la salvia como hierva aromática en las comidas durante el embarazo, ya que la cantidad de tuyona que se puede ingerir es muy baja. Así mismo, la salvia está contraindicada para la lactancia, ya que sus propiedades pasan de madres a hijos y puede llegar a cortar la producción de leche materna.

Las personas alérgicas a plantas como la menta, el poleo menta, el romero o el tomillo no deberían tomar la salvia porque pertenecen a la misma familia. En cuanto a efectos secundarios, la salvia no presenta más que una posible irritación en la piel en aquellas personas alérgicas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate