Diario Vasco

La producción científica en Euskadi se ha ralentizado en el último año

  • Según el último informe de Ikerbasque, el número de artículos publicados ha sido «significativamente menor» en 2015

La producción científica total del País Vasco ha ralentizado su crecimiento en el último año, según los resultados del informe sobre la ciencia en Euskadi que hizo público ayer la Fundación Ikerbasque. Pese a que el peso relativo de la ciencia vasca ha aumentado en comparación con el resto del Estado, la crisis ha hecho mella en nuestros investigadores, que han visto cómo, tras unos años de desarrollo cada vez más menguado, en 2015 su número de publicaciones en revistas científicas ha sido «significativamente menor».

Es una tendencia que, según el informe, se da en todo el mundo y que constituye el único elemento negativo en una comunidad en la que, por primera vez, el personal dedicado a actividades de investigación y desarrollo supera la cifra de 12.000 investigadores, de los que el 35% son mujeres. Este porcentaje se ha mantenido estable en la última década a pesar de que la ratio de hombres y mujeres que defienden tesis doctorales es similar.

La ralentización no ha evitado que la producción científica de Euskadi se haya triplicado en los últimos diez años. En 2015 supuso el 6,55% del total del Estado y el 0,24% del conjunto de la producción científica mundial. En España, el País Vasco se encuentra en quinta posición en producción absoluta y sin embargo en sexta en publicaciones per cápita. «La buena noticia -señala Ikerbasque- es que se trata de la cuarta comunidad autónoma con más publicaciones excelentes».

Según Fernando Cossío, director científico de la fundación , estos resultados son consecuencia de que «Euskadi es la única comunidad que invirtió más del 2% de su PIB en actividades de I+D. De este gasto, el 14,95% se dedica a investigación básica».

Colaboración internacional

En 2015, el 52,72% de las publicaciones de Euskadi se hicieron en colaboración con instituciones de otros países. Los países con los que más colaboran las personas que investigan en Euskadi son Estados Unidos y los principales productores de ciencia en Europa (Reino Unido, Alemania, Francia e Italia). Cossío destacó ayer el hecho de que el crecimiento de la producción científica experimentado en la última década ha venido de la mano de una mayor colaboración internacional y manteniendo el liderazgo de las publicaciones. Este hecho, señaló, «permite afirmar que el sistema de ciencia crece sin comprometer la calidad de la investigación que se realiza».

El informe recoge los principales resultados de Euskadi en lo que respecta a población investigadora, financiación de la ciencia, resultados científicos y transferencia tecnológica a través de 47 indicadores monitorizados por el Observatorio Vasco de la Ciencia y Tecnología Ikerboost.

Respecto a la producción por sectores, las universidades suponen cerca del 60% de la producción científica global de Euskadi -impulsadas por la UPV/EHU, con una aportación de 2.859 publicaciones indexadas en 2015-, seguidos por el sector sanitario y los centros tecnológicos.

Por áreas temáticas, las que tienen un mayor peso en Euskadi son Medicina, Ingeniería, Física, Ciencias de Materiales, Química y Bioquímica y Genética y Biología Molecular. Esta distribución ha permanecido estable a lo largo de la última década. Los ámbitos que han experimentado un mayor crecimiento de su peso relativo a lo largo de los últimos diez años son las Ciencias Sociales, Artes y Humanidades, Química, Energía y Ciencias de la Computación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate