Diario Vasco

Normalidad en la atención pese a la 'prescripción enfermera'

  • En muchos centros no hace falta ir al médico de cabecera, en otros «sí están prescribiendo», aseguran desde Satse

La normalidad fue la tónica general en los botiquines en el primer día de la campaña vacunal, aunque en los despachos hubo más movimiento que el habitual debido a la llamada 'prescripción enfermera'. Desde el Colegio Oficial de Enfermería ya habían advertido de que, según el real decreto aprobado en diciembre, la vacuna antigripal es un medicamento que requiere de prescripción médica previa. Una interpretación que difiere de la instrucción de Osakidetza y el Departamento de Salud, que consideran que al tratarse de una indicación realizada por la autoridad sanitaria ya existe «prescripción médica implícita», por lo que no hace falta pasar previamente por la consulta del médico de cabecera.

Lo cierto es que en muchos centros se funcionó como siempre: cogiendo cita directamente con enfermería. «El comienzo de campaña se ha desarrollado con total normalidad al igual que en años anteriores», señalaron fuentes del departamento de Salud. No obstante, la secretaria territorial del sindicato de enfermería Satse, Pilar Mendía, explicó que la situación «va por centros» y en función de la organización de cada uno.

«En algunos los médicos están prescribiendo la vacuna. En otros, a los enfermos crónicos menores de 65 años o a las embarazadas les están haciendo pasar por el médico, depende de cada centro». La presidenta del Colegio Oficial de Enfermería, Pilar Lecuona, añadió que en algunas residencias, por ejemplo, «los médicos se están arreglando para hacer una indicación colectiva, porque son pacientes que ven habitualmente».

Documento a las OSI

Desde la Mesa de la Profesión Enfemera han elaborado un documento «para garantizar la seguridad» de estos profesionales, y que pueden enviar a la dirección de la OSI correspondiente para que conste por escrito que «Osakidetza asumirá todas las consecuencias de obligarme a actuar en contra de lo establecido en el real decreto».

Lecuona explicó que en el Colegio recibieron llamadas de enfermeras «preocupadas porque se sienten un tanto amenazadas en el sentido de que desde las gerencias les está llegando que si alguna no pone la vacuna se haga saber», lamentó. La enfermera recordó que la enfermería «no está para complicar la vida a nadie, pero la ley es para todos: médicos y enfermeras».

En este sentido, Mendía criticó «el tratamiento que estamos recibiendo la enfermería vasca y seamos solo nosotros quienes soportemos el real decreto. Yo no estoy de acuerdo con esa ley, pero está vigente y dice que tienen que prescribir los médicos».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate