Diario Vasco

Las separaciones no consensuadas subieron casi un 30% en Euskadi

  • Los divorcios consensuados -los más numerosos entre todo tipo de disoluciones matrimoniales- ascendieron en Euskadi a 885 entre abril y junio, un 6 % más que en el mismo periodo de 2015

El número de demandas de separaciones no consensuadas en Euskadi ascendieron a 22 en el segundo trimestre de este año, lo que supone un 29,4 % más que en el mismo periodo del año anterior.

Así se desprende de los datos que ha hecho públicos el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en los que también se constata que, por el contrario, las separaciones consensuadas bajaron un 12,5 % interanual en el País Vasco, con un total de 35 peticiones. En ambos casos Bizkaia registró el mayor número, seguida de Gipuzkoa y Álava.

Por otra parte, los divorcios consensuados -los más numerosos entre todo tipo de disoluciones matrimoniales- ascendieron en Euskadi a 885 entre abril y junio, un 6 % más que en el mismo periodo de 2015.

Por territorios, se observa que Bizkaia aglutina más de la mitad de las demandas de divorcios consensuados (480), frente a 273 de Gipuzkoa y 132 de Álava.

En cuanto a los divorcios no consensuados fueron 443, un 11,9 % más que los registrados en Euskadi en el segundo trimestre del año pasado.

También Bizkaia fue donde más demandas hubo, con 273, seguida de Gipuzkoa (103) y de Álava (67).

En el conjunto de España, el número de demandas de disolución matrimonial -separaciones y divorcios- descendió 2,7 %, y Comunidad Valenciana y Canarias fueron las comunidades con mayor tasa de rupturas matrimoniales.

En total hubo 18.842 las demandas de divorcio de mutuo acuerdo en el segundo trimestre (-3,9 %) y en 1.061 las separaciones consensuadas (-13,7 %).

Por el contrario, las disoluciones contenciosas se mantuvieron estables. En el segundo trimestre se presentaron 13.003 demandas de divorcio frente a las 13.004 del año anterior.

Asimismo, se formularon 515 demandas de separación no consensuadas (un 0,6 % más que el año anterior).

El mayor número de demandas de disolución matrimonial por cada 1.000 habitantes se dio en la Comunidad Valenciana (0,82), Canarias (0,81), Baleares (0,80), Cataluña (0,78), Murcia (0,75) y Andalucía (0,74), todas ellas por encima de la media nacional (0,72).

Por el contrario, las tasas más bajas se registraron en Castilla y León (0,51), Aragón (0,59) y Extremadura y La Rioja (0,61 en ambas).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate