Diario Vasco

El payaso diabólico llegó a España... pero ya se ha despedido para siempre

  • El bufón de Lleida cesa su actividad en las redes sociales y aclara que solo pretendía dar «misterio» a la ciudad catalana. Se trata de una falsa alarma después de que varias personas sembrasen el terror en Estados Unidos y Suecia, donde se registró un apuñalamiento

Broma finalizada. El fenómeno del #LleidaClown se «despide para siempre» después de solo siete días de actividad. Así lo ha indicado el payaso diabólico que ha aterrorizado las redes sociales. El tipo de cara blanca, peluca pelirroja y traje de arlequín ha aclarado que solo «darle a Lleida un toque de misterio y suspense para los amantes del género» después de que su perfil se hiciera viral y los medios difundieran la llegada de la moda de los payasos diabólicos a España, procedente de Estados Unidos.

Su cuenta, con el lema 'Andad de día, que la noche es mía', solo tiene subidas once tétricas fotos nocturnas en las que el payaso sale merodeando las calles del centro de la ciudad catalana. Los medios no tardaron en hacerse eco de la noticia y la cuenta pasó de tener unas decenas de seguidores a sumar los 11.300 actuales en pocos días.

Una foto publicada por Lleida Clown (@lleidaclown) el

«Ha habido muchas personas que han sabido entrar en el juego, mandándonos mensajes de apoyo e intentado imitarnos, otras no lo han hecho, se han dejado llevar por las mentiras y los rumores, o, simplemente, no les ha gustado la idea, y nos han hecho llegar sus opiniones insultos y amenazas", se justificaba el payaso, molesto con que algunos medios hayan malinterpretado sus intenciones, ya que no pretendía «desafiar a Lleida desde Instagram, ni de asustar a la gente y muchas otras mentiras».

Todo comenzó en Estados Unidos

La primera aparición tuvo lugar el pasado mes de agosto en Greenville, Carolina del Sur (EE UU). Un inquietante payaso apostado ante la linde de un bosque invitaba con un susurro perverso a los niños y adolescentes que se acercaban a internarse con él en la espesura. El incidente, que algunos relacionaron con una campaña de promoción para la película '31' del director Rob Zombie, una cinta sobre payasos sádicos que se presentaba en el cine local, fue considerado una broma de mal gusto. Sin embargo, apariciones similares se repitieron en fechas posteriores en otros pueblos, provocando la alarma de la comunidad, que incluso puso en marcha una red de avisos por internet.

Ahora, los payasos diabólicos parecen haber llegado a España, donde han salido a la luz las primeras fotografías de personas con este disfraz tomadas en nuestro país. En concreto, las imágenes, compartidas en una cuenta de Instagram (Lleida Clown), muestran a un payaso diabólico en las calles de Lérida.

Muy pronto, a estos primeros ‘creepy clowns’ (payasos terroríficos) han comenzado a surgirles imitadores por todos los rincones de Estados Unidos. Algunos portan falsos machetes o mazos; muchos surgen de la oscuridad de la noche para asustar a los viandantes, y todos exhiben torvas muecas. La pantomima se convirtió en una amenaza muy real cuando uno de estos payasos intentó inmovilizar a una joven en el campus de la Universidad de Texas, otros blandiendo bates o barras de hierro destrozaron mobiliario público, y se produjeron algunas peleas.

Alguien por Lleida? #LleidaClown #lleida #Clown

Una foto publicada por Lleida Clown (@lleidaclown) el

Patrullas vecinales para protegerse de este particular gamberrismo han surgido por doquier, los falsos bulos sobre ataques indiscriminados de payasos furiosos y ‘clowns’ abatidos a tiros por la Policía se extienden sin control, e incluso en la ciudad de Orem, en el Estado de Utah, las autoridades han tenido que recordar a los nerviosos residentes que es ilegal disparar a los payasos.

Apuñalamiento en Suecia

El fenómeno de los siniestros payasos, nacido en Estados Unidos, se extendió a Suecia donde un joven fue apuñalado por una persona que portaba una máscara de payaso, indicó este viernes la policía.

«Un hombre nacido en 1997 fue apuñalado por la espalda por un desconocido, que huyó corriendo», dijo la policía del condado de Halland (sur) en su sitio internet.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate