Diario Vasco

El exceso de trabajo puede tener un alto precio, la muerte

El exceso de trabajo puede tener un alto precio, la muerte
  • Aunque la mayoría de muertes se han producido en Japón, el problema está empezando a afectar al mundo entero, especialmente en personas de entre 30 y 40 años

Los excesos nunca son buenos, ya sea exceso de amor, exceso de dinero o exceso de trabajo. Especialmente este último ‘vicio’ u obligación puede pasarnos factura de forma muy negativa para nuestra salud, ya que el estrés, la ansiedad o la depresión, entre otras enfermedades pueden aparecer un buen día y no abandonarnos nunca. Sí, se puede morir por exceso de trabajo, y de hecho ya ha recibido un nombre, ‘Karoshi’.

El término es japonés principalmente porque es en Japón donde se han registrado mayor número de muertes por exceso de trabajo desde los años 80, que normalmente presentan una sintomatología en la que destaca la falta de sueño, enfermedades del corazón, diabetes, descontrol del sistema inmunológico o estrés, entre otras.

A pesar de que el mayor número de muertes se ha contabilizado en el país nipón, se está convirtiendo en un problema de salud pública mundial, que en Japón se cobró la vida de 2.300 personas durante 2015 y que ha motivado que si un juez determina que la persona ha muerto por ‘Karoshi’, la empresa tenga que indemnizar a la familia con más de medio millón de euros, según Noticias24.com. Para determinar que la muerte ha sido por ‘Karoshi’ se debe comprobar que el fallecido trabajó más de 100 horas extra en el mes anterior a su muerte.

Este fenómeno afecta con mayor intensidad a adultos jóvenes de entre 30 y 40 años y pueden aumentar los riesgos a sufrirla si trabajamos más de 55 horas a la semana.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate