Diario Vasco
Sin alcohol en los bares de los clubes deportivos.
Sin alcohol en los bares de los clubes deportivos. / LUSA

Un problema de números para los clubes deportivos

  • Hosteleros y equipos de deporte juvenil reclaman que se flexibilice el veto al alcohol en los espacios deportivos, fuente de financiación

Bueno para la salud, malo para el deporte. ¿Es posible? La prohibición de la venta de alcohol en espacios donde se practique deporte enseguida hizo llevarse las manos a la cabeza a los clubes más pequeños que fían una parte de sus ingresos a la caja que hace el bar o la cantina de turno. En las barras de estos recintos ya solo se pueden servir refrescos, cafés, agua y, como mucho, una cerveza sin alcohol. Con ese cóctel, la recaudación se ha reducido. Y no solo es puro negocio. Entre un 10% y un 30% de la financiación de algunos de estos clubes depende de lo que se saque en el bar a pie de campo.

Los clubes afectados siguen en sus trece. «La medida es desmesurada», hasta el punto de que varias entidades guipuzcoanas están estudiando crear una plataforma para ir todos a una en su reclamación, anuncia Juantxo Rodríguez, presidente del Hernani Club Rugby Elkartea. Cuenta, por ejemplo, que una tradición tan arraigada en el deporte como el tercer tiempo, el encuentro después del partido entre los dos contrincante alrededor de una mesa con comida y bebida. «En teoría, ahí no podría entrar el alcohol». Por supuesto, tampoco pueden probar ni gota los aficionados durante el encuentro. «Otra cosa es que algunos clubes lo cumplen y otros no».

La asociación de empresarios de hostelería de Gipuzkoa ha recibido dudas y quejas de varios socios que gestionan negocios en espacios deportivos, como polideportivos. Seis meses después de la aprobación de la ley, y a falta del desarrollo reglamentario, la preocupación no se ha rebajado. «La prohibición del tabaco está más que superada», asegura Kino Martínez, gerente de la entidad. «El problema está con la venta de alcohol en espacios deportivos. A muchos clubes no les salen las cuentas». La amplia casuística ha sido trasladada a la dirección de Salud Pública, con quien la asociación de hostelería se ha reunido en varias ocasiones, con la petición expresa de que se aclaren esas dudas. Martínez pone varios ejemplos. «Está la situación de los bares y restaurantes que hay en polideportivos. La mayoría están en recintos separados de los lugares de la práctica deportiva, pero no todos. Con la literalidad de la ley, quedaría también prohibido celebrar una boda con alcohol en un club de golf en el que alguien esté practicando el deporte, o en un club de tenis, o en la terraza del bar de un club con vistas a las canchas».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate