Diario Vasco

Una veintena de familias de Ondarroa vuelven a sus casas tras siete meses fuera

  • Aún quedan aproximadamente 84 familias afectadas que continúan sin poder vivir en sus casas

Una veintena de familias de Ondarroa que permanecían fuera de sus viviendas tras los desprendimientos en una ladera han podido regresar este viernes a vivir a sus casas, tras pasar siete meses viviendo fuera. Setenta de las 176 familias que tuvieron que abandonar sus casas tras los desprendimientos del 8 de marzo en la ladera de Kamiñalde pudieron volver de nuevo a sus viviendas en julio.

Este viernes se han sumado una veintena de familias, de los número 48, 50 y 52 de la llamada "casa azul" de la calle San Ignacio. Aún quedan aproximadamente 84 familias afectadas que continúan sin poder vivir en sus casas a la espera de que finalicen los trabajos de estabilización de la ladera, una obra presupuestada en 17 millones de euros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate