Diario Vasco

El anuncio de Ikea que hace llorar a los padres en Francia

  • La firma sueca recuerda la sensación que muchos padres tienen cuando sus hijos se marchan de casa para labrarse su futuro

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

La filial francesa de Ikea ha lanzado el emotivo 'Mon Fils' (Mi hijo), un spot publicitario con el que ha conseguido tocar la fibra sensible a muchos padres y madres, ya que éste plasma a la perfección lo que sienten los progenitores a medida que ven crecer a sus hijos.

En el anuncio, obra de la agencia publicitaria Buzzman, vemos a una madre y a su hijo recorriendo los pasillos de uno de los establecimientos de Ikea en busca de muebles. A continuación, el pequeño saca un metro para medir un amario, abre los cajones y habla con los empleados de la tienda ante la atenta y tierna mirada de su progenitora.

Una vez guardada la compra en el camión y de regreso a casa, el vídeo da un giro inesperado que ha emocionado a muchos espectadores al mostrar al pequeño convertido en adolescente y permitiendo reflejar, de esta manera, la sensación que muchos padres tienen cuando sus hijos se marchan de casa para forjar su propio camino.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate