Diario Vasco

Obligan a una mujer a cambiar de asiento al negarse dos monjes paquistaníes a volar junto a ella

Dos aviones de la compañía estadounidense United Airlenes en el aeropuerto de San Francisco
Dos aviones de la compañía estadounidense United Airlenes en el aeropuerto de San Francisco / REUTERS
  • «Pensaba que vivía en una cultura en la que los hombres eran igual a las mujeres», se queja la afectada a la compañía aérea

Cuando uno sube a un avión solo nunca sabe quién le va a tocar de compañero de vuelo. A veces se producen sorpresas como la vivida por Mary Campos, que viajaba con la compañía United Airlines desde California hasta Houston. Justo cuando iba a acceder a la aeronave un empleado le comunicó que debía cambiar de asiento. Preguntó la razón y no se podía creer la respuesta que recibió. Le indicaron que se debía a que junto a ella iban a volar dos monjes paquistaníes.

Según su cultura, estos religiosos no pueden sentarse al lado de mujeres ni tampoco entablar una conversación con ellas.

La indignada Mary Campos, ue trabaja como consultora para una compañía petrolera, ha declarado que "pensaba que vivía en una cultura en la que los hombres eran igual a las mujeres". Ha señalado que no va a interponer ninguna demanda contra la compañía United Airlines, aunque sí una queja en la que ha reclamado un cambio en la política de la empresa para que no vuelva a suceder un caso similar.

United Airlines ha respondido ante este escándalo mediante un comunicado un tanto ambiguo: "Lamentamos que la señora Campos no esté contenta con la gestión de los asientos asignados durante su vuelo. United exige a sus trabajadores el más alto nivel de profesionalidad y mantiene tolerancia cero ante la discriminación".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate