Diario Vasco

Una mujer lesbiana tiene que esperar año y medio para que su hijo sea inscrito en el Registro Civil con dos madres

  • Una sentencia del Supremo la reconoció como una de las dos madres del niño pero un juzgado ha retrasado su registro

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Maribel Blanco, vecina de Talavera de la Reina (Toledo) aunque originaria de Extremadura, ya puede inscribir a su hijo en el Registro Civil apareciendo ella y su expareja como madres. El Juzgado de Instrucción número 2 de Talavera ha ordenado al Registro Civil registrar la filiación de este hijo en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Supremo, pero ha tardado año y medio en hacer cumplir la resolución del Supremo que creó jurisprudencia.

Fue en marzo de 2015 cuando Maribel logró el objetivo por el que venía luchando desde hace diez años: el Supremo la reconoció como la primera mujer lesbiana que era madre sin ser gestante, con lo que podía inscribir a su hijo como vástago de dos madres. Su particular y larga lucha judicial se inició cuando se separó de su expareja. Ésta había sido la madre biológica del niño después de haberse sometido a un tratamiento de fecundación in vitro. Tras su ruptura, Maribel no fue considerada madre del niño porque no había sido la madre biológica y porque aún no se había aprobado la ley que permite las uniones de parejas del mismo sexo.

Desde entonces, trató de demostrar que también ella crió al niño después de haber puesto final a su relación sentimental y lo consiguió a través de una sentencia del Tribunal Supremo que ha abierto caminos nuevos para mujeres en su misma situación.

Sin embargo, el Juzgado de Instrucción número 2 de Talavera ha tardado año y medio en ejecutar la resolución, una circunstancia que ha sido muy criticada por los colectivos de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales. "Maribel ha vivido años muy duros para que al fin se la haya reconocido su derecho a ser madre", ha indicado Elena Arroyo, presidenta de uno de estos colectivos, la asociación 'LGTBI Bolo-Bolo Castilla-La Mancha'. "Ahora necesitamos una ley que nos proteja y que no permita más vacíos legales que nos dejen en desamparo", ha añadido.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate