Diario Vasco

Un niño que quería ser 'youtuber' genera una deuda de 100.000 euros con Google

  • Quería ganar mucho dinero con sus vídeos, pero se confundió y dio de alta una cuenta de Adwords, que cobra por poner publicidad

Cuando comenzaron a llegarle mensajes creyó que se haría rico, incluso soñaba con comprar una mansión. Pero las cifras eran en realidad cargos en concepto de publicidad que había contratado sin saberlo. La chiquillada de un niño de Torrevieja, Alicante, ha terminado siendo una auténtica pesadilla para su familia. El chaval, de 12 años, quería ser 'youtuber' y cobrar mucho dinero por los contenidos de su canal, pero en lugar de dar de alta una cuenta de AdSense, que permite obtener ingresos, se equivocó y creó una de AdWords, en la que se paga por publicitarse. Ahora Google ha cargado en su cuenta facturas que suman más de 100.000 euros, mientras la madre del menor no se explica cómo ha podido contraer semejante deuda sin levantar las sospechas de la compañía.

Según publica 'La opinión de Málaga', todo comenzó cuando el chaval, que estudia primero de ESO, decidió junto a un amigo de 15 años abrir un canal en Youtube. Ambos creían que sus contenidos serían suficientes para que les llovieran los 'followers' y, por ende, el dinero. Por eso, con un correo electrónico, la dirección web -alojada en un servidor gratuito- y el número de la cartilla de ahorro de uno de ellos, se pusieron manos a la obra. Pero cometieron un error de base al dar de alta las cuentas y en lugar de ofrecerse para servir publicidad relacionada con sus contenidos, lo que hicieron fue contratar campañas para publicitar los suyos en otras webs.

Pronto empezaron a llegar mensajes con la cantidad adeudada, que ellos confundieron con ingresos. Según recoge la misma fuente, la madre, Inma Quesada, no se sorprendió cuando su hijo comenzó a decirle que iban a comprar «un montón de cosas con el dinero que estaban ganado en internet, incluida una mansión». Confiesa, recoge el diario, que pensó que era «cosa de críos». Hasta que el banco llamó para alertar de que Google Ireland estaba haciendo múltiples cargos asociados a esa cuenta.

La familia, que no cuenta con muchos recursos, contactó entonces con un informático que les alertó de la gravedad de lo sucedido, por lo que se ha hecho necesario contactar también con un abogado especializado. Ambos prestan sus servicios a la familia de forma altruista.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate