Diario Vasco

Muere un montañero de Durango al caer cerca de la cima del pico Posets, en Huesca

Detalle del equipo de rescate, sobre estas líneas.
Detalle del equipo de rescate, sobre estas líneas. / GUARDIA CIVIL
  • El alpinista, de 52 años, iba acompañado por dos amigos, uno de los cuales se quedó con él en la montaña mientras el otro descendió a un refugio en busca de ayuda

La montaña volvió a mostrar este fin de semana su cara más desgarradora. Imanol Audikana Gallastegui, de 52 años y vecino de Durango, murió el sábado al caer de una altura de 200 metros desde un cresterío cuando ascendía al pico Posets, en el Pirineo oscense, según informaron ayer la Guardia Civil y fuentes del club Alpino Tabira del que era miembro.

El accidente se produjo sobre las cinco y media de la tarde, a unos 3.000 metros de altura, en la zona del Clot por la vista norte, muy cerca de la cima, según explicó el guarda del refugio de Viadós, desde donde se lanzó la primera señal de alarma. El alpinista iba acompañado de dos amigos, que a primera hora de la mañana subieron por una de las vías más utilizadas.

Según explicaron sus compañeros, el hombre debió de «pisar alguna roca que se le vino abajo», rodó por la ladera y arrastró piedras, alguna de las cuales le golpeó en la cabeza. En la caída, el hombre «sufrió politraumatismos severos», indica la nota de prensa de la Guardia Civil y el Gobierno de Aragón. En ese momento, la zona estaba bastante despejada de nieve. Uno de los acompañantes se quedó con Imanol mientras el otro, al no tener cobertura en el móvil y ante la gravedad del accidente, decidió descender en busca de ayuda. Llegó al refugio y desde allí telefoneó al 062. «Nos limitamos a poner a disposición de los grupos de montaña los medios con que cuenta el refugio, y a dar apoyo moral», afirmaba ayer el responsable. «Los pobres estaban muy disgustados, lloraban por el compañero», se dolía otra mujer, que coincidió con ellos en el refugio.

Experimentado

De inmediato, se movilizó al Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de Benasque, con un helicóptero y un médico del 061. La aeronave tomó tierra en la zona y el facultativo junto con miembros del equipo de la Unidad Aérea descendieron para localizar al montañero accidentado. Sólo pudieron certificar su fallecimiento al tener lesiones «incompatibles con la vida», señala la nota de prensa oficial.

En ese momento, el GREIM recibió aviso de que otra persona había sufrido una lesión en un tobillo en la zona de Vallibierna (Benasque), por lo que parte del equipo se quedó para «acomodar el cadáver» y el resto acudieron al nuevo rescate antes de que la noche impidiera realizar una evacuación. Posteriormente, el cuerpo del montañero fallecido fue introducido en una camilla en el aparato y trasladado a una helisuperficie en Benasque, desde donde se condujo a un depósito de cadáveres a la espera de la autopsia. Sus familiares esperan que esta misma tarde los restos mortales puedan regresar a Durango.

«Era una persona muy sensata y que acudía habitualmente a los Pirineos», destaca Iñaki Calvo, presidente del club de montaña Alpino Tabira de Durango.

Además del accidente del montañero de Durango, durante el fin de semana hubo otros rescates en el Pirineo. Un escalador de 31 años, J.J.M.C., natural de Zaragoza y vecino de Jaca, que realizaba el último tramo de la sima de Tortillas, en el término municipal de Aísa, falleció tras sufrir una caída por una ladera de unos 70 metros al tratar de evitar un desprendimiento de piedras y producirse un traumatismo craneoencefálico severo y contusiones en las extremidades, según fuentes de la Guardia Civil.

En el rescate intervinieron miembros del Sereim de Jaca, personal del puesto de Canfranc y la Unidad Aérea de Huesca y un médico de 061, que realizó un vendaje de emergencia en la cabeza del herido antes de trasladarlo al aparcamiento de la estación de esquí de Candanchú, desde donde fue conducido en el helicóptero del 112 al hospital Miguel Servet de Zaragoza, en el que falleció, según confirmaron fuentes del Gobierno de Aragón.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate