Diario Vasco

«Nunca había estado con alguien que supiera tanto de algo»

Cohen-Tannoudji, Karplus y Bell Burnell, con estudiantes ayer en Bilbao.
Cohen-Tannoudji, Karplus y Bell Burnell, con estudiantes ayer en Bilbao. / JORDI ALEMANY
  • 350 estudiantes y docentes de secundaria dialogaron en Bilbao con tres científicos de primera línea

«Mira, le está preguntando sobre el cero absoluto». Gonzalo Muga, investigador del Departamento de Química-Física de la Facultad de Ciencias de la UPV/EHU, señala a un corrillo en el que un grupo de estudiantes de Secundaria charla en inglés con Claude Cohen-Tannoudji, físico franco-argelino y premio Nobel de Física (1997). El sabio, de 83 años, escucha a Ignacio Marcos, de 16 y estudiante de Bachillerato tecnológico, y le responde en un tono de cordialidad, tan de 'tú a tú', que impresiona casi más que el contenido de la conversación. Esta charla tan insólita no lo fue tanto ayer en el Bizkaia Aretoa. De hecho, fue común. El paraninfo de la UPV/EHU acogió un encuentro entre tres científicos de primer nivel y 350 estudiantes y docentes de Secundaria de toda Euskadi. La jornada forma parte de 'Passion for Knowledge 2016'.

Cohen-Tannoudji estuvo acompañado por Martin Karplus, químico teórico austríaco nacionalizado estadounidense, también reconocido con el premio Nobel (2013); y Jocelyn Bell Burnell, astrofísica norirlandesa que si no puede lucir el mismo galardón es porque cuando lo mereció, por descubrir la primera radioseñal de un púlsar, era una estudiante de doctorado. Recibió el premio el codescubridor de aquel pulso: su tutor, Antony Hewish.

A las tres breves conferencias introductorias le siguieron las preguntas, preparadas previamente y que un bombo virtual se encargó de seleccionar al azar. Abarcaron desde las cuestiones biográficas a las técnicas, y en este campo algunas resultaron impresionantes: una formulada en euskera sobre por qué la materia solo se puede mantener en el nivel nuclear en los púlsares fue todo un reto para la intérprete.

Pero lo mejor fue la pausa para el café. En este momento los tres sabios charlaron con los jóvenes, se hicieron fotos con ellos y hasta firmaron algún autógrafo. «Tener tan cerca y charlar con premios Nobel no es algo que hagas todos los días», comentaba Imanol Encinas, profesor de Biología en el Colegio Bizkaia. Leire Valladares reconocía que «la experiencia de Jocelyn Bell Burnel me ha resultado muy interesante, los problemas que tuvo porque en el colegio no la querían dejar ir a la clase de ciencias por ser chica...»