Diario Vasco

Los nacimientos de madres mayores de 40, los únicos que aumentan en Euskadi

Los nacimientos de madres mayores de 40, los únicos que aumentan en Euskadi
  • La tardía emancipación de los jóvenes provoca que casi la mitad de los partos ya sean de madres de 35 o más años

La tendencia arrancó hace cuatros años, en la etapa más dura de la crisis económica, y a pesar de los indicios de recuperación económica, aún no se ha invertido en términos generales. Los nacimientos en Euskadi siguen a la baja con una caída del 2,1% en el primer trimestre de 2016, según los datos que acaba de hacer públicos el Eustat. Por grupos de edad, únicamente experimentaron un repunte las parturientas de 40 o más años, que aumentaron un 8% y que ya casi doblan en número a las menores de 24 años.

En total, entre enero y marzo nacieron 4.526 niños, un centenar menos que en el mismo periodo de 2015. Pero, si se analizan los datos por territorios, hay indicios que invitan al optimismo: Bizkaia y Álava registraron sendos incrementos del 2,8% y 1,7%, mientras en Gipuzkoa los partos se desplomaron un 11%. "Esta situación contrasta con la existente un año antes, cuando se produjeron descensos en Álava (-5,2%) y Bizkaia (-5,1%), mientras en Gipuzkoa se mantenía estable (+0,2), lo que puede explicarla en cierta medida", indican los expertos del instituto vasco de estadística.

Lo que no ha variado es la clara mayoría de las madres 'añosas', como se define en términos médicos a las mujeres que demoran la maternidad más allá de los 35: ya representan el 45% del total. Sin llegar al extremo de la médico gallega que ha sido noticia en los últimos días por engendrar un bebé a los 62 años, es evidente que las vascas retrasan cada vez más el momento de la maternidad. Las razones son muy diversas, pero sobre todo detrás de este vuelco sociológico respecto a la generación anterior subyacen las dificultades de acceder al mercado laboral de los jóvenes y, consiguientemente, su más tardía emancipación. Los datos hablan por sí solos: mientras entre enero y marzo hubo 590 nacimientos de mujeres entre los 25 y los 29 años -biológicamente, la franja de edad más adecuada para ser madre-, los partos entre los 30 y los 39 años fueron casi seis veces más, hasta los 3.263.

Es decir, el 72% de los nacimientos registrados en Euskadi ya son de madres treintañeras (1.662 entre los 30 y los 34 años y 1.601 entre los 35 y los 39). Fueron un 3,2% menos que en el mismo periodo de 2015. A partir de los 40, aunque los partos descienden notablemente en números absolutos (428), la tendencia cambia en términos relativos: en el mismo trimestre del 2015 se contabilizaron 396.