Diario Vasco
Una mujer amable, inteligente y con mucho talento

Una mujer amable, inteligente y con mucho talento

Pocos datos han trascendido sobre la vida de María Villar Galaz. Sobrina del presidente de la Real Federación Española de Fútbol, el bilbaíno Ángel María Villar, había nacido hace 39 años en la localidad vizcaína de Getxo y estudió en la Universidad Complutense de Madrid.

Casada con el brasileño Cristiano do Vale, María llevaba tres años residiendo en Ciudad de México y desde 2014 trabajaba en la multinacional IBM, radicada en la colonia de Santa Fe, donde presuntamente fue secuestrada. En su empresa han lamentado el fallecimiento y la han calificado como «un excelente ser humano, amable, con mucho talento y una gran capacidad profesional». También mantenía una relación con la entidad financiera local Banamex.

La familia, muy afectada por la trágica muerte de María, rompió esta semana su silencio para matizar que se había pagado la totalidad del rescate negociado con los secuestradores, frente a las declaraciones de la fiscalía mexicana en el sentido de que solo se había abonado una pequeña parte y que eso propició el fatal desenlace. «Pagamos el rescate que se nos pidió, les dimos lo que se negoció, ni más ni menos», declaró una de las tres hermanas de la víctima, quien criticó al ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García Margallo, por difundir el hallazgo del cuerpo en el depósito de Toluca (Estado de México) cuando la familia aún confiaba en la negociación con los delincuentes.

Su hermana definió a María como «una chica excepcional, muy inteligente». Sus padres, de avanzada edad, se encuentran destrozados.