Diario Vasco

El GPS vuelve a la carga y atasca un camión en Soraluze

El camión quedó atascado entre un muro y un edificio.
El camión quedó atascado entre un muro y un edificio. / NEREA ISASTI
  • El suceso tuvo lugar en una estrecha cuesta cuando el vehículo pesado quedó atrapado entre un muro y un edificio

Ya se advertía hace unos meses en un artículo de este periódico: no se fíe al 100% de su GPS. Pues ha vuelto a ocurrir. Y es que el pasado miércoles un camión se quedó atascado en Soraluze al intentar pasar por una calle estrecha. No se trata de algo nuevo en Gipuzkoa, dado que en febrero un camión de matrícula portuguesa se vio envuelto en la misma circunstancia y por el mismo motivo.

Soraluze vivió el pasado miércoles una situación poco común. Eran las 8.30 horas cuando un camión de grandes dimensiones que transportaba mercancía para la empresa Industrias Gol se quedó atascado en la cuesta de Olea. Este incidente provocó que se tuviera que cortar esta calle al tráfico, una situación que se mantuvo hasta después de las 11.00, cuando una grúa posibilitó la salida del vehículo.

La única insensatez que hizo el conductor fue hacer caso de su GPS, el cual le indicó que podía acceder al municipio por esta cuesta que conduce a la calle Santa Ana. Sin embargo, la información estaba errónea, por lo que se quedó atascado entre un muro y un edificio. La grúa llegó hacia las 11.00 horas, y bastó con elevar la parte trasera del camión para que el conductor diera marcha atrás por sus propios medios.

Detectores ilegales

Por otro lado, un estudio revela que el 70% de los usuarios de detectores de radares de velocidad desconoce que su uso es ilegal. Este trabajo también concreta que el 81% de las conductores utiliza algún dispositivo de asistencia a la conducción como GPS, aplicaciones para el móvil y avisadores.

Jaime Moreno, subdirector general de Movilidad de la DGT, reconoció ayer que es incongruente que el uso de los detectores de radares de velocidad ocultos esté prohibido y, sin embargo, se permita su venta, por lo que apostó por vetar su comercialización.