Diario Vasco

Un padre mata a su bebé, que acababa de superar un cáncer, porque tenía celos de ella

Ryan Lawrence con su hija Maddox.
Ryan Lawrence con su hija Maddox. / FACEBOOK
  • El hombre confiesa que mató a su hija con un bate de béisbol, quemó su cuerpo y luego arrojó el cadáver a un arroyo cercano a Nueva York

Desde Estados Unidos llega un estremecedor suceso que ha conmocionado a millones de internautas. Ryan Lawrence, de 25 años, se ha declarado culpable de matar a su hija, Maddox, de 21 meses, porque estaba celoso de la atención que estaba recibiendo por sobrevivir a un cáncer.

Lawrence ha confesado que golpeó hasta la muerte a su bebé con un bate de béisbol, y que después quemó el cuerpo en un pozo durante tres horas. A continuación ató a el cadáver a unos bloques de hormigón y lo arrojó a un arroyo de Onondaga, en el estado de Nueva York, y cercano a la ciudad en la que reside, Syracussa.

El cuerpo de Maddox fue encontrado por buzos de la policía el día 21 febrero, 36 horas después de que las autoridades locales emitieran una alerta sobre su desaparición.

La madre de la niña, Morgan Lawrence, ha relatado a los agentes que su marido tenía que recogerla del trabajo la tarde del 20 de febrero, pero no acudió a la cita. Al volver a casa, la mujer se encontró con una nota en la que Ryan advertía que iba a autolesionarse y a hacer daño a la pequeña.

El padre se enfrenta ahora a una pena de 25 años de prisión como mínimo, con la posibilidad de salir de la cárcel en libertad condicional tras cumplir ese tiempo. gracias a que llegó a un acuerdo con el tribunal. Su abogado argumentó que el hombre estaba sufriendo una "perturbación emocional extrema".

Antes de cumplir un año de vida, a la pequeña Maddox Lawrence le diagnosticaron un raro cáncer de ojo llamado retinoblastoma. Durante su enfermedad la familia se volcó con el bebé, que logró superar el cáncer.