Diario Vasco

Se opera él mismo tras 15 años de espera

Graham Smith junto a las herramientas con las que se operó.
Graham Smith junto a las herramientas con las que se operó. / BBC
  • Graham Smith, un ingeniero británico, se hartó de las 'largas' que le daban en los hospitales y decidió acabar, con sus propias manos, con los fuertes dolores que sufría en el abdomen

Un ingeniero británico ha sorprendido al mundo entero con su decisión de operarse a sí mismo harto de las largas listas de espera. Graham Smith tuvo que realizar sus propias herramientas para realizarse su auto-cirugía ante los fuertes dolores que sufría. Curiosamente, los tormentos estaban provocados por una operación anterior, ya que los cirujanos se dejaron dentro de su cuerpo un trozo de nylon.

Smith admite ahora que su iniciativa fue imprudente, pero el dolor le hizo estar desesperado y tomó esa solución drástica después de que sus citas para ser operado fuesen canceladas en dos ocasiones. El hombre llevaba 15 años con el trozo de nylon en el abdomen tras una operación intestinal. "Lo intenté por los canales habituales, pero tenía septicemia", confesó Smith a la BBC. "No tomé la decisión a la ligera. Estaba desesperado pero tenía que tomar el control de la situación porque no estaba preparado para morir en una lista de espera", añadió.

El hombre no dudó en fabricarse sus propios instrumentos de titanio, que fueron proporcionados por un dentista amigo suyo y tuvo que modificar algunos de ellos. "Tenía un pequeño trozo de nylon que sobresalía en mi abdomen. Era sólo de 8 milímetros pero tenía 12 nudos comprimidos. No podía limitarme a cortarlo porque entonces habría tenido problemas. Tuve que deshacer los nudos uno por uno y fabricarme las herramientas que me permitieran hacerlo", manifestó a la cadena británica.

Lejos de arrepentirse, Smith se ha mostrado satisfecho con su actuación: "Soy un hombre nuevo. Durante 15 años, tuve que caminar encorvado e inclinado hacia la izquierda". Antes de que se operase, el Hospital Aintree de Liverpool argumenta que alertó a Smith de que podía tener una cita con su cirujano. Desde el hospital han asegurado que estarán en contacto con el ingeniero para hablar de sus cuidados post-operatorios. El colegio oficial de cirujanos del Reino Unido se ha pronunciado en contra de este tipo de prácticas: "Si intentas realizarte una operación a ti mismo, hay un alto riesgo de que el procedimiento sea erróneo y que dañe alguna otra parte de cuerpo. También existe la posibilidad de infección".