Diario Vasco

Casos de racismo

Brutalidad policial

«Ya nos veremos por ahí»

Un inmigrante sudamericano denunció que había sido objeto de vejaciones por parte de varios ertzainas que lo retuvieron en una calle de Zarautz al confundirle con el autor de un robo en una vivienda. Según afirmó, los agentes le insultaron y le dejaron marchar con la advertencia de que «ya se verían por ahí».

Explotación laboral

En una lonja de Hernani

En julio de 2015 fue arrestado en Hernani un hombre que mantenía en una lonja a trabajadores inmigrantes sin contrato y en condiciones de insalubridad. Los empleados cobraban de 500 a 600 euros al mes por trabajar de lunes a sábado. La mayoría de ellos procedían de Ucrania, trabajaban con piezas de caucho y comían en el mismo local.

Lugares de ocio

Prohibido el acceso por ser rumanos

Los propietarios de un bar de Tolosa prohibieron el acceso al local a ocho parejas de origen rumano que eran clientes ocasionales. Los denunciantes denunciaron lo que ocurría a la Policía Municipal. La propietaria del bar afirmó después que había tenido problemas con unos chicos rumanos y por eso denegaba la entrada a todos los clientes de esa nacionalidad.

Competencia comercial

«Puto moro, que vienes de fuera»

El propietario y una empleada de un comercio donostiarra increpó a un inmigrante magrebí que había abierto al lado una frutería más barata. «Te voy a arrancar la cabeza», «puto moro, que vienes de fuera y nos quieres engañar», le dijeron.