Diario Vasco

Imputados tres monitores scouts por la muerte de una menor en Pirineos

  • Están acusados de homicidio imprudente tras realizar una marcha nocturna por Ordesa

Tres monitores de un grupo scout de Sabadell han sido imputados por un presunto delito de homicidio imprudente por la muerte de una adolescente de 15 años durante una travesía nocturna por el Pirineo aragonés. La víctima formaba parte de un grupo de 24 menores que, junto a los tres acusados, se habían desplazado al Parque Natural de Ordesa. Pocas horas después de llegar a la zona, el 19 de julio, emprendieron una travesía nocturna. El recorrido incluía un arriesgado paso por el cortado de un barranco, dotado de cadenas para poder sujetarse. Fue en este paso en el que la muchacha se despeñó. Cayó de una altura de 15 metros. La joven estaba con vida, pero con politraumatismos que horas después le provocaron la muerte. Según declararon en su momento los monitores, la menor estaba consciente, hablaba «correctamente» -se comunicaron con ella a gritos- y se creyó que «solo se había fracturado una pierna».

Dos monitores tuvieron que andar durante horas en busca de un punto en el que tuvieran cobertura telefónica ya que no llevaban un terminal para alta montaña. El accidente se había producido a las once y media de la noche, pero no fue hasta casi las tres de la madrugada cuando pudieron contactar con el 112. La grabación de dicha conversación ha sido recogida por la juez que instruye el caso. Ante los datos que aportaron los monitores a emergencias -supuestamente solo tenía una fractura en la pierna-, se determinó activar el operativo de rescate a las primeras luces del día para que un helicóptero de la Guardia Civil llegara a la zona. Sin embargo, la joven falleció durante la noche.