Diario Vasco
El pequeño Alberto Donaire, durante una becerrada.
El pequeño Alberto Donaire, durante una becerrada. / Justo Rodríguez

Suspenden una becerrada con un niño torero de 11 años en Carranza

  • El Ayuntamiento de la localidad vizcaína ha adoptado esta medida al tener conocimiento de que está prohibida la participación de menores de 16 años en espectáculos taurinos con ganado vivo

El Ayuntamiento de Carranza, en Bizkaia, ha suspendido la lidia sin muerte de una becerra que iba a protagonizar un niño de 11 años en un espectáculo taurino programado para este sábado 18 de septiembre dentro de las fiestas del municipio. Las fiestas patronales de Nuestra Señora del Buen Suceso tenían programado un espectáculo taurino con la lidia de cuatro novillos y tras ella la lidia sin muerte de una becerra por parte del niño torero de 11 años Alberto Donaire, de Calahorra, según se recoge en el programa oficial.

El alcalde de Carranza, Raul Palacio, ha señalado que el Ayuntamiento ha decidido suspender la actuación del niño al tener conocimiento de que está prohibida la participación de menores de 16 años en espectáculos taurinos con ganado vivo. Palacio ha señalado que después de conocer la denuncia que había presentado el Colectivo Antitaurino y Animalista de Bizkaia contra este espectáculo se ha puesto en contacto con los responsables de la Dirección de Juegos y Espectáculos del Gobierno vasco.

Según ha señalado el alcalde, la Dirección de Juegos y Espectáculos ha enviado al Ayuntamiento la reglamentación de espectáculos taurinos que prohíbe la participación de menores de 16 años y les ha comunicado que no iban a dar el permiso correspondiente. Palacio ha señalado que el Ayuntamiento desconocía «totalmente» esa prohibición y que nada más tener conocimiento de ella se ha decidido «automáticamente y sin ningún reparo» suspender la actuación del niño, aunque se mantiene el resto del espectáculo taurino, que les había propuesto una empresa.

Novillada tradicional

El alcalde ha señalado que se mantiene dentro del programa festivo la «novillada tradicional al uso», que «con las discrepancias que sabemos que tiene, no está prohibida» y ha recordado que los vecinos decidieron en referéndum mantener los toros en las fiestas.

En mayo de 2013, el Ayuntamiento convocó una consulta para que los vecinos decidiesen si se eliminaba la tradicional corrida de toros de las fiestas del Suceso, debido a que esos festejos taurinos acaparaban buena parte del presupuesto destinado a los actos festivos. En esa consulta participaron 760 vecinos de los cerca de 2.500 que tenían derecho a voto y 409, el 53,8% votaron a favor de la corrida de toros, mientras que 334 (43,9%) votaron no y 17 optaron por la abstención.