Diario Vasco

Dos adolescentes se divierten destrozando 42 coches en Barakaldo

  • La Policía Municipal sorprende in fraganti a un menor de 17 años y a un joven de 18 después de que reventaran lunas, abollaran techos y rompieran retrovisores

Dos jóvenes, uno de ellos menor de edad, de 17 años, y otro de 18, fueron descubiertos en la madrugada del domingo cuando se divertían causando destrozos en un total de 42 coches aparcados en la calle Murrieta de Barakaldo. Una llamada alertó a la guardia urbana sobre las cinco menos cuarto de la mañana. La zona se encuentra muy próxima a la comisaría de Lasesarre, por lo que los agentes no tardaron en llegar. Los dos adolescentes echaron a correr al ver a los policías, pero después de perseguirles lograron alcanzarles y proceder a su detención.

Los patrulleros contabilizaron daños en un total de 42 vehículos. Estos dos chicos, vecinos de Sestao, aunque uno de ellos se encuentra en un centro de internamiento, se habían subido a los turismos y habían provocado abolladuras en los techos, rotura de lunas, daños en la carrocería y habían fracturado espejos retrovisores. A falta de un recuento más exhaustivo, se calcula que todos estos desperfectos podrían valorarse en unos 15.000 euros.

Un tercer joven podría haber conseguido darse a la fuga. Posteriormente, fue localizado un individuo de unos 30 años en una zona próxima, inconsciente y con algunas heridas fruto de una posible agresión. El hombre fue trasladado al hospital de Cruces. La Policía de la localidad fabril investiga su posible relación con los destrozos en los coches.

El Ayuntamiento de Barakaldo anunció que se presentará como acusación particular en el caso. Los agentes locales tomaron huellas de pisadas en los techos de los turismos y fotografiaron los daños para completar las diligencias. Además, dejaron un prospecto en el parabrisas de cada automóvil dañado para informar a los propietarios de modo que puedan interponer la correspondiente denuncia.

«No vamos a permitir que nadie venga a Barakaldo y se divierta destrozando vehículos o robando, alterando la paz y la tranquilidad de nuestros vecinos», advirtió la alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo. «Esperamos que caiga sobre los autores toda la fuerza de la ley», dijo. La regidora animó a los afectados a interponer la denuncia ante la Policía Municipal. Muchos de los dueños de coches dañados se enteraron ayer por la mañana de lo sucedido cuando iban a recoger el vehículo para llevar a sus hijos a la playa.