Diario Vasco

Hurkoa impulsa un proyecto para ancianos vulnerables

Hurkoa, la organización sin ánimo de lucro creada por Cáritas, impulsa de la mano del Ayuntamiento de Irun un proyecto para atender a personas mayores en situación de fragilidad. El presidente de la entidad, José Luis de la Cuesta y el alcalde de la ciudad fronteriza, José Antonio Santano, firmaron ayer el acuerdo que permitirá poner en marcha un programa piloto dirigido a mayores de 68 años, que viven en su domicilio, sin apoyo familiar efectivo y en una situación vulnerable que requiera de una intervención para favorecer su bienestar, promover su autonomía personal, atender sus necesidades y prevenir situaciones de riesgo, desprotección, maltrato y exclusión, según explicaron ayer desde Hurkoa en una nota de prensa. De esta forma, se podrá «identificar a personas frágiles a las que no llegan los recursos y servicios sociales con el fin de prevenir su deterioro».