Diario Vasco

Aumentan las mujeres asesinadas por parejas a las que no habían denunciado

  • La memoria de la Fiscalía del Estado revela que de las 62 fallecidas el año pasado solo 14 habían recurrido a la justicia contra su maltratador

El número de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas a las que habían denunciado previamente aumentó el año pasado. Así, de las 62 fallecidas solo 14 denunciaron a su maltratador, mientras que un año antes, de las 58 fallecidas 18 habían presentado denuncia. Así se desprende de la última memoria anual de la Fiscalía General del Estado, presentada ayer en la apertura del año judicial, que refleja, no obstante, un aumento del 1,9 % del número total de denuncias por violencia machista el pasado año respecto a 2014.

En cuanto a los delitos contra la libertad sexual cometidos por menores, el documento refleja la misma cifra que en 2014: 1.081, de los que 417 son agresiones sexuales y 664 abusos.

El informe constata que «se ha manifestado de forma evidente» la violencia de género digital, especialmente entre adolescentes y jóvenes, a través de las redes sociales, un instrumento «muy útil para controlar, vigilar, presionar o desprestigiar a una persona». La Fiscalía alerta del aumento del número de delitos de acoso a menores de 16 años a través de las Tecnologías de la Comunicación (TIC). Según sus datos, los procedimientos incoados por este motivo han evolucionado desde los 60 de 2014, hasta los 98 del pasado año. Estas cifras suponen un crecimiento del 63%, aunque el Ministerio Fiscal cree que es prematuro valorar si esta subida se debe a la modificación operada en el tipo penal, uno de cuyos aspectos es la elevación de edad de las posibles víctimas ampliando el ámbito de aplicación del precepto, o a una mayor incidencia de este tipo de conductas.

Del mismo modo, destaca la proliferación de actos del llamado 'sexting', una práctica que, gracias a la nueva regulación del artículo 197.7 del Código Penal, penaliza a quien difunda imágenes que afecten a la intimidad de una persona sin permiso de ésta, aunque la imagen hubiera sido obtenida con su anuencia.

La Fiscalía señala también que se ha incrementado la «brutalidad» de los medios empleados o en la forma de dar muerte a la víctima, consecuencia de que el agresor busca «infligir un daño intenso y profundo».

Afirma asimismo que la violencia ejercida por menores hacia sus padres y hermanos es «un problema social» de una magnitud que «desborda» el ámbito de la jurisdicción y advierte de que es el resultado de «un modelo educativo fracasado, carente de pautas de autoridad y de valores definidos». En su memoria, indica que «lamentablemente», las cifras de violencia intrafamiliar «se mantienen», aunque con un ligero aumento, ya que se ha pasado de 4.753 procedimientos en 2014 a 4.898 en 2015.

El 'bullying' se archiva

Una de las conclusiones de la memoria presentada ayer señala que «buena parte» de los casos de acoso escolar que se denuncian acaban archivándose porque los infractores son menores de 14 años. Además, sostiene que la falta de estadísticas sobre 'bullying' se debe a que estas conductas se clasifican en distintos tipos penales, como amenazas, lesiones, vejaciones o delitos contra la integridad moral.

Desvela que hay alguna Fiscalía de Menores, como la asturiana, que propone cambios en las aplicaciones informáticas con el objetivo de que se puedan obtener datos cuantitativos «fidedignos» sobre la realidad de este fenómeno, que según los últimos informes de ONG alertan de que con las nuevas tecnologías va en aumento. Y cita ejemplos. En Madrid, debido a la alarma social generada por el seguimiento mediático de algún caso grave de acoso escolar, los delitos registrados como delitos contra la integridad moral aumentaron un cien por cien, es decir, alcanzaron los 141 en 2015 frente a los 70 del año anterior.

La Fiscalía observa, «en el plano negativo», que a veces las denuncias obedecen a la falta de respuesta del centro educativo y en otras al temor de los progenitores a las imprevisibles consecuencias que esos comportamientos degradantes puedan acarrear a sus hijos.

En otro orden de cosas, la memoria subraya que las investigaciones abiertas durante el año pasado contra el terrorismo yihadista crecieron un 69% respecto al año anterior. Según la Fiscalía, las actuaciones abiertas en este frente en 2015 ascendieron a 179, «que ya son más que las abiertas contra ETA». En el capítulo de la Audiencia Nacional, se abrieron un total de 331 diligencias por terrorismo, lo que representa un 40% del total de las abiertas por este tribunal.