Diario Vasco

París vuelve a tener playa pero con grandes medidas de seguridad

  • Durante el festival "Paris-plages", se han sustituido los jardines más cercanos al río Sena por arena y sombrillas que simulan el efecto de una playa

Querer es poder. Sino que se lo pregunten a los parisinos que ya pueden disfrutar un año más, como una ciudad costera, de playa con sombrillas y todo. La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, ha inaugurado "Paris Plages", evento que desde 2002, y hasta el 4 de septiembre, ofrece a parisinos y turistas casi tres kilómetros de playa y ocio veraniego al borde del Sena, y que este año se celebrará bajo fuertes medidas de seguridad.

«La seguridad ha sido reforzada, por supuesto», dijo a la prensa la alcaldesa, apenas seis días después del atentado ocurrido en el paseo de los Ingleses en Niza. «Se han dispuesto barreras de hormigón mayores que impedirán a cualquier vehículo entrar en lo que sigue siendo una carretera», añadió. La edición pasada discurrió bajo mayores medidas de seguridad tras los ataques a Charlie Hebdo y un supermercado kosher de la capital en enero de 2015, y este año se ha previsto un dispositivo global con fuerzas especiales, Policía Nacional y agentes de seguridad municipales.

Sombrillas, tumbonas, palmeras y 3.500 toneladas de arena redecoran una orilla del Sena cerrada al tráfico, que a partir de hoy cuenta con heladerías, chiringuitos y socorristas, además de zonas destinadas para hacer "tai-chi", jugar a la petanca, al voley-playa o al ajedrez. Hasta el 23 de julio, en el mismo espacio, tendrá lugar el 'Festival Fnac Live'; un área cultural de la mano del Museo del Louvre, una biblioteca efímera, una exposición de fotos, y un puesto dedicado a las ciudades tunecinas invitadas.

Además, "Paris Plages" se hermana con otro espacio estival en paralelo situado en el canal parisino de la Vilette, donde niños y adultos pueden realizar numerosos deportes acuáticos.