Diario Vasco
Los diseños con la boina, en la Barcelona Bridal Fashion Week.
Los diseños con la boina, en la Barcelona Bridal Fashion Week. / DV

Las boinas de Elósegui, a desfile

  • La boina se renueva como elemento de moda femenino y sube a una pasarela de alta costura

La boina vuelve a convertirse en un complemento de tendencia en la moda femenina. No es casualidad que la semana pasada las viéramos desfilar sobre la pasarela de la Barcelona Bridal Fashion Week. La diseñadora donostiarra Isabel Zapardiez presentó su propuesta en su 'fashion show' titulado 'La sombra de Venus', en el que junto a su primera colección de bolsos aportó el enfoque creativo a través de tocados que toman como base la boina confeccionada por la empresa tolosarra Boinas Elósegui.

Aunque la puesta en marcha de dicha colaboración haya sido reciente, la idea se remonta a veinte años atrás, y el gusto de la diseñadora por los complementos y prendas de cabeza ha sido clave en la fusión y nueva proyección de esta prenda. «Es algo real, llevaba tiempo pensando incluir la boina en mis colecciones, pero este ha sido el momento. La verdad es que me apasiona la prenda de cabeza y siempre he hecho uso personal de ella, personalizándola a mi gusto», señala la diseñadora. «La boina aporta personalidad, glamour, y forma parte de la imagen de una mujer moderna y muy actual que pisa fuerte, pero se expresa con mucha delicadeza», señala Zapardiez.

Antes de crear su propia firma, los inicios de Isabel Zapardiez como diseñadora están ligados a la familia Elósegui, ya que trabajó durante cinco años en Confecciones Elósegui. «Lo recuerdo como una etapa de aprendizaje muy intensa, con mucha ilusión por aportar mi granito de arena y que me ayudó a crecer como profesional. Siempre les comentaba que las boinas deberían ser más femeninas», añade.

Veintiséis diseños

Cuentan desde Elósegui y Zapardiez que, a partir de la boina tradicional, se han creado veintiséis diseños de tres colores combinando tamaños y formas en consonancia y equilibrio con la nueva colección. El diámetro de los diseños para esta colección especial alcanza el medio metro y han sido personalizadas con elementos decorativos de forma artesanal. «Hemos descentrado la entrada de cabeza, buscando diferenciar la simetría típica de una boina tradicional, convirtiéndola así en una pieza de alta costura», señalan.

En 160 años de historia que acaba de cumplir Boinas Elósegui, la empresa fundada por Antonio Elósegui no había fabricado nunca antes boinas de tales dimensiones y no había experimentado más allá de la forma tradicional de la txapela. En ocasiones puntuales, la fábrica de boinas ha realizado diseños y líneas especiales para diversas firmas y diseñadores, pero es la primera vez que sus boinas participan en una colección para un desfile. «Todo ello nos indica que se puede jugar con pequeños cambios en su forma sin perder su perspectiva, y la experiencia nos invita a futuras intervenciones en este mundo», recalca Ander Astigarraga desde Elósegui.

Tras el desfile de Barcelona, la empresa tolosarra y la diseñadora donostiarra hacen un muy buen balance y continúan trabajando de cara a nuevas propuestas. «Teníamos sensaciones muy positivas, pero al verlo encima de la pasarela nos sorprendimos y hemos superado nuestras expectativas. Nos están llegando muchas felicitaciones y la idea ha tenido mucha repercusión por parte de la prensa especializada, que ha destacado la originalidad y modernidad de la propuesta», destaca Isabel Zapardiez.

La colaboración seguirá teniendo continuidad con la creación de una colección especial que llevará como nombre Boinas Elósegui by Isabel Zapardiez, pero hasta entonces los diseños serán presentados este sábado a las 18.00 horas en el desfile Gipuzkoa de Moda, que tendrá lugar en el Museo San Telmo junto a otras cinco grandes firmas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate