Diario Vasco
María Pilar Canedo, directora de la Agencia Vasca de la Competencia.
María Pilar Canedo, directora de la Agencia Vasca de la Competencia. / BORJA AGUDO

Canedo Arrillaga: «La Ley de Turismo de Euskadi no puede poner puertas al campo al regular los pisos turísticos»

  • María Pilar Canedo Arrillaga, Presidenta de la Autoridad Vasca de la Competencia (AVC), Días después de la tormenta entre Gobierno Vasco y Competencia, Canedo rebaja la tensión, pero mantiene su oposición a parte del proyecto

Realza y moldea tu cuerpo con los últimos diseños en moda íntima

Hasta 80%

Gran variedad en alfombras de diseño

Las mejores marcas a los mejores precios

Diseños con impresión digital para decorar tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Diseños originales que decoran y protegen tu mesa

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Últimas tallas a precios insuperables!

Hasta 90%

Tras una semana tensa en la que el Gobierno Vasco y la Autoridad Vasca de la Competencia (AVC) se han lanzado todo tipo de reproches y después de que la entidad que vela por el libre mercado advirtiera que el borrador de la Ley de Turismo podía generar «barreras de entrada a los nuevos operadores», parece que las aguas poco a poco van volviendo a su cauce, después de que la viceconsejera de Turismo, Itziar Epalza, y la directora de la AVC, María Pilar Canedo, hablaran por teléfono para intentar reconducir la situación.

- ¿Cuál es la conclusión que saca después de este revuelo que se ha creado en torno al borrador de la Ley de Turismo? El Gobierno Vasco desautorizó su informe que cuestionaba el modo de regular los pisos turísticos.

- Sobre el revuelo hay que intentar que no exista. Hay que discutir sobre el fondo del asunto, ya que lo otro creo que ha sido un malentendido y no va más allá. Debemos quitarle importancia a las cosas formales para dárselas a las cuestiones de fondo. Nosotros creemos que es mucho menos importante discutir sobre notas de prensa intercambiadas. Pero sí es cierto que vimos que había ciertas imprecisiones en la nota publicada por el Gobierno Vasco y por eso sacamos una nueva precisando lo que creíamos que era relevante. Pero lo que nos parece más importante es aportar al debate una visión de la competencia y la mejora que genera.

- ¿Cuál es el aspecto de la nota del Gobierno Vasco que arremetía contra Competencia que más les enfadó? El departamento de Arantza Tapia les acusaba de no decir nada en las reuniones previas, de presentar un informe a destiempo e insinuaba que tras la crítica podía existir algún tipo de interés oculto.

- No hablaría de enfado en absoluto. Lo que nos ha sorprendido es que se dijese que habíamos participado en una serie de reuniones en las que no habíamos estado y eso es objetivo y acreditable. Lo que también nos sorprendió fundamentalmente fue el tono de la nota. Pero bueno, sobre esa cuestión cuanto antes nos olvidemos y reconduzcamos la situación, mejor.

- ¿Asistieron a las reuniones de la Mesa de Turismo?

- No. Eso ha sido fruto de las fechas en las que estamos. Se recibió el informe cuando estaba avanzado el mes de agosto. Creo que es un malentendido por parte del Gobierno Vasco. Nosotros asistimos, como luego ellos corrigieron, a la Mesa de Comercio, en la que sí estamos invitados. Me parece que ha sido un cúmulo de casualidades la que nos ha llevado a esta situación.

- ¿Esta tormenta es más cuestión de fondo que de forma? El Gobierno Vasco no entró en detalles sobre el informe de Competencia y les reprochó sobre todo la manera de comunicarlo.

- Ellos llevaban mucho tiempo trabajando en el anteproyecto en esa Mesa de Turismo, algo que supimos después. Entonces, lógicamente, llegaron a acuerdos con los operadores del sector y nosotros lo que ponemos encima de la mesa es proponer volver a plantear algunos de los acuerdos que ellos creían que estaban solucionados. Creo que de lo que tenemos que hablar es en qué medida podemos instaurar un sistema que genere ventajas para los usuarios y para la sociedad.

- En estos días, ¿ha recibido alguna llamada desde el Gobierno Vasco?

- Yo me puse en contacto con el departamento de Desarrollo Económico y Competitividad, fundamentalmente porque cuando leí el documento del Gobierno Vasco, me sorprendí muchísimo. Yo llamé a los técnicos con los que tuvimos contacto cuando estuvimos trabajando en el informe, que en ese momento estaban de vacaciones. Pero finalmente pude hablar con la viceconsejera, con la que ya he tenido algún contacto, donde quedó claro que todos somos la administración y debemos ir por el mismo camino.

- ¿En qué tono se produjo esa conversación?

- Totalmente conciliador. Las dos somos administración, de distinta índole, pero somos personas razonables.

- ¿El Gobierno Vasco se ha extralimitado en sus funciones con este anteproyecto de ley?

- No quiero criticar al Gobierno Vasco. Sinceramente, creo que elaborar leyes es muy difícil. Lo cierto es que aún es el borrador de una ley, en el que se ha hablado con muchos operadores del sector y aún es susceptible de cambio y de más reflexiones. A pesar de todos los comunicados que ha habido durante estos días, el Ejecutivo también lo ha planteado así, cosa que valoro muy positivamente. Entiendo que lo razonable es que se siga debatiendo. Lo que planteamos son más parámetros de reflexión.

- El Gobierno Vasco les tachó de irresponsables.

- Insisto, no quiero entrar en eso. Nosotros cumplimos el mandato legal, que es hacer promoción de la competencia y generar cultura de la competencia en la sociedad. Creo que es extraordinariamente importante que las personas que vivimos en Euskadi tengamos distintas visiones. Estamos demasiado acostumbrados a oír a los operadores tradicionales, que lógicamente buscan asegurar su mercado. Pero la administración debe tener en cuenta todos los puntos de vista y el bien general.

- En el informe sobre el anteproyecto que redactó Competencia, piden que no se obligue a los pisos turísticos a inscribirse en un registro, sino que sea voluntario. ¿No parece sensato que esté todo bien regulado para que no haya trampas?

- Pensamos que una normativa que permita flexibilidad va a posibilitar la entrada de oferentes distintos. Y creemos que eso es muy positivo para el mercado en el que se ofrece un servicio. Lo que planteamos es que si efectivamente el registro que ellos plantean tiene ventajas y se elabora de manera voluntaria, los propios operadores van a tener voluntad de adherirse porque les genera ventajas a ellos y a los usuarios. Creo que es importante subrayar que los usuarios de los servicios, como sociedad que ha cambiado, en estos momentos estamos en una posición de reclamar unos derechos desde una situación que hace unos años no existía. Esto es algo a tener en cuenta en la legislación.

- ¿Esta autorregulación sería crear un precedente?

- No es tanto autorregulación como establecer dos requisitos que son muy importantes. Uno: procurar el pago de los impuestos. Y otro: garantizar el derecho de los usuarios de los servicios. No estamos abogando por una falta de regulación, lo que estamos diciendo es que la regulación tiene que ser flexible y tiene que garantizar los derechos de las personas.

- Pero el que sea voluntario, ¿no generará un mercado negro?

- Todas esas denominaciones crean juicios de valor sobre esas ofertas. Son ofertas diferentes, distintas a las tradicionales. Lo que es obligatorio es establecer un sistema que cuando yo reciba una oferta tenga detalle completo y absoluto de sus características y tenga la posibilidad de quejarme o presentar una reclamación en el caso de que lo que me han ofrecido no coincida con la oferta que me hicieron. Para eso creemos que existen alternativas a la creación de un registro administrativo.

- ¿Cuáles serían esas alternativas?

- Se podría hacer de muchísimas maneras. Tampoco creo que haya que establecer un sistema cerrado porque lo que nos demuestran las nuevas tecnologías es que si tú cierras con la tecnología de hoy, posiblemente en cinco meses estés trasnochado. Ahora mismo, pueden ser un sitio web, un blog o Twitter. Planteamos establecer un sistema que cuando vayamos a contratar un servicio, sepamos qué estamos contratando.

- Ustedes ponen el ejemplo del Reino Unido, ¿cuál es la forma de trabajar allí?

- En el Reino Unido han elaborado una norma que es modelo, en muchos aspectos de desregulación en muchos sectores. Lo que se ha visto es que lo que establecía la regulación eran trabas para entrar e intentaban poner puertas al campo. Ese también es un aspecto a tener en cuenta en el anteproyecto de ley de Euskadi. Podremos patalear y exigir normas o registros, pero lo cierto es que hay una realidad social imparable. Y hay una demanda de adquirir y solicitar las cosas de manera distinta.

- ¿Por qué creen que se ha elaborado en el anteproyecto una forma de inscripción 'antigua'?

- No creo que haya una mala voluntad. Muchas veces lo que sucede es que las normas jurídicas son documentos áridos, y entonces uno tiende a trabajar con lo que ya existe. Pero la sociedad ha cambiado muchísimo. En este momento tenemos la posibilidad de hacer públicas nuestras quejas por la red. Entonces, el ordenamiento jurídico tiene que adecuarse a eso. Pero también lo tiene que hacer con los hoteles, ya que posiblemente tengan una normativa muy rígida. A lo mejor también hay requisitos para los hoteleros que están trasnochados. Y en ese sentido nos ponemos a su disposición.

- ¿Temen que si no se toman en consideración sus propuestas el usuario salga perdiendo?

- Eso sí lo creo firmemente. Estoy absolutamente convencida que en las sociedades que se permite la competencia entre lo operadores, hay más calidad, mejores ofertas y creación de empleo. Muchísimas ventajas para la sociedad. Pero con las limitaciones que tiene que tener. A nadie se le ocurriría dejar a la libre competencia la Sanidad porque no es normal. Hay servicios públicos que el Estado debe prestar porque estamos en un Estado de Derecho.