Diario Vasco

Un estudio revela que los mayores dominan mucho más vocabulario que los jóvenes

  • Un experimento realizado por el BCBL demuestra que la capacidad de aprender nuevas palabras no desaparece con la edad

Cuanto más se vive más se sabe y ésta es una lección que aprenderán en su momento los jóvenes que hoy se ríen de sus padres cuando pronuncian mal whatsapp. Mientras amanece ese día, ha llegado el momento del desquite para los mayores, porque ya es un hecho científico que dominan más palabras que los jóvenes. Su vocabulario, según un estudio realizado por el centro de investigación donostiarra Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL), es «significativamente mayor que el de los adolescentes y el de los adultos jóvenes».

Que la vida es un aprendizaje constante es una de las conclusiones a las que han llegado el director del BCBL, Manuel Carreiras, y el investigador Jon Andoni Duñabeitia. Ambos han liderado en Euskadi un experimento global sobre el español en el que han participado cerca de 200.000 hablantes nativos en 131 países. Estas cifras lo convierten en el mayor estudio científico sobre vocabulario español realizado hasta el momento.

Los primeros datos revelan que el conocimiento del vocabulario en español de las personas entre los 15 y los 24 años no llega al 60% de las palabras. Este porcentaje asciende casi hasta el 75% entre las personas de 55 a 64 años, lo que sugiere, según Duñabeitia, que «la capacidad de adquirir palabras nuevas no desaparece con la edad y que los hablantes de una lengua ven cómo su vocabulario aumenta en función de su experiencia con esa lengua». «Las personas mayores -añade- han tenido un mayor tiempo de contacto con la lengua y, por tanto, más tiempo para aprender palabras nuevas».

Para llevar a cabo el experimento, que se ha realizado a través de internet, se preparó una sucesión de palabras de las que el 80% eran verdaderas y el resto secuencias de letras sin sentido con apariencia de palabras. Los participantes debían distinguir las reales de las falsas. Los resultados han ofrecido multitud de datos sobre tiempos de reacción y grupos sociológicos en relación con el idioma que los investigadores del BCBL analizarán con profundidad como base para diversas investigaciones científicas, intentando desarrollar modelos informáticos que emulen el lenguaje humano.

Tantos datos han revelado también la existencia de «diferencias significativas en el conocimiento» del idioma según la edad y el sexo. La puntuación media obtenida por ambos sexos fue muy similar (67% mujeres y 68% varones), pero ahí terminan las similitudes. Los investigadores identificaron aquellas palabras que los hombres conocían significativamente mejor que las mujeres y aquellas otras que en general conocían mejor las mujeres, y procedieron a clasificarlas en grupos semánticos. Los resultados mostraron que las mujeres conocen mejor que los varones ciertas palabras relacionadas con la vestimenta, la jardinería y la botánica, o con la medicina y la anatomía. En cambio, los hombres mostraron un mayor conocimiento de ciertas palabras relacionadas con los deportes, los vehículos y las ciencias como la física o la química.

Por ejemplo, mientras que más del 70% de las mujeres conoce las palabras 'drapeado', 'asténico' o 'dismenorrea' (frente a un porcentaje de hombres inferior al 50%), más del 65% de los varones conoce la palabra 'testarazo' o 'driblar' (frente a un porcentaje femenino inferior al 50%).

«Hallazgo asombroso»

El estudio sobre el español ofrece otro interesante dato cuando se compara con los realizados por la Universidad de Gante sobre el inglés y el holandés, al sugerir un patrón común en las tres lenguas. Para Duñabeitia, estos resultados suponen un «hallazgo asombroso y revelador», ya que parece que existe un cierto grado de coherencia interna en la cultura europea respecto al vocabulario conocido por jóvenes y mayores, y por hombres y mujeres.

El Basque Center on Cognition, Brain and Language es un centro internacional de investigación interdisciplinar con sede en San Sebastián para el estudio de la cognición, el cerebro y el lenguaje impulsado por el Gobierno Vasco para fomentar la ciencia y la investigación en Euskadi. El centro, que se cuenta entre los BERC (Basque Excellence Research Center), tiene entre sus socios a Ikerbasque, Innobasque, la Diputación de Gipuzkoa y la Universidad del País Vasco.