La Zurriola quedará excluida a partir de 2019 de la zona con libertad de horarios comerciales

La corporación municipal, en el Pleno ordinario celebrado ayer en el Ayuntamiento. / FOTOS: LOBO ALTUNA
La corporación municipal, en el Pleno ordinario celebrado ayer en el Ayuntamiento. / FOTOS: LOBO ALTUNA

Los establecimientos de más de 150 metros cuadrados no podrán abrir domingos y festivos. El compromiso del gobierno municipal con los sindicatos no afecta a la tienda de conveniencia que El Corte Inglés prevé inaugurar en unos meses

JORGE F. MENDIOLA SAN SEBASTIÁN.

Los comercios del paseo y avenida de Zurriola no disfrutarán de libertad de horarios a partir de 2019. Es el compromiso adquirido por el Ayuntamiento con los sindicatos ELA, LAB y CC OO, según desveló ayer el socialista Ernesto Gasco en el Pleno. La decisión del gobierno municipal llega en respuesta a las demandas del sector «por el derecho al ocio y descanso de los trabajadores» y supondrá la exclusión de esta arteria de Gros de la llamada Zona de Gran Afluencia Turística, figura legal que permite la apertura en domingos y festivos para establecimientos de más de 150 metros cuadrados de superficie.

Desde el próximo 1 de enero, la definición de este área se modificará para regresar al modelo anterior a 2016, cuando únicamente incluía la Parte Vieja y el Ensanche oriental hasta el paseo de Salamanca, con excepción de la Bretxa. Era también una petición expresa de la plataforma 'Jaietan denok jai', que se manifestó en Alderdi Eder durante la sesión plenaria, y de los grupos EH Bildu e Irabazi, cuyas mociones de control encendieron el debate e hicieron saltar la noticia.

«Ante la amenaza de que se pueda instalar una gran cadena, nos hemos comprometido con los representantes sindicales a sacar el frente de la playa de Zurriola de la Zona de Gran Afluencia Turística por si acaso», explicó Gasco, quien avanzó que ahora tendrán que reunirse las partes interesadas para concretar la letra pequeña del acuerdo.

El delegado de Comercio señaló que la medida no afectará a la tienda de conveniencia que El Corte Inglés prevé inaugurar este año en la antigua sede de la Tesorería General de la Seguridad Social, en el número 12 de la misma avenida. Según recordó, este tipo de locales para compras de última hora y de menos de 500 metros cuadrados, como es el caso, cuentan con el paraguas jurídico de la Ley de Horarios Comerciales de 2004.

Tampoco tendrá incidencia en los comercios de menos de 150 metros cuadrados de venta útil, a los que la Ley de Actividad Comercial de Euskadi ya autoriza a atender al público sin restricciones horarias ni de calendario. Aquellos que superen esa superficie y queden fuera de la Zona de Gran Afluencia Turística deberán conformarse desde enero con abrir ocho festivos y domingos al año, 72 horas semanales y dos periodos de rebajas.

A Gasco no le gustó que algunos partidos de la oposición que solicitaban un debate al respecto «nos den también la conclusión» pese a que esa labor corresponde al Consejo Asesor de Comercio. Este argumento le sirvió para rechazar, junto al resto de concejales de PSE-PNV, los puntos de las mociones en los que se instaba al consistorio a volver a la delimitación que existía en 2015, aunque eso sea precisamente lo que se va a hacer. Sí se aprobó, en cambio, la instrucción de facilitar a los sindicatos su participación en el órgano consultivo que aglutina al sector.

El PP votó asimismo en contra de que el gobierno municipal aplique restricciones de forma unilateral porque «es en el seno del Consejo Asesor donde deben tomarse estas decisiones», al tiempo que su portavoz, Miren Albistur, advirtió de que «nos centramos en la Zurriola, pero en los barrios hay tiendas que abren los domingos desde hace años».

Desde las filas de EH Bildu, Amaia Almirall acusó al ejecutivo local de «dar la palabra y no cumplirla» y aseguró que con la apertura del Supercor Express - todos los días del año entre las 8 de la mañana y las 2 de la madrugada- «está en peligro el eslabón más débil de la cadena, el comercio de proximidad».

«Ni positivo ni beneficioso»

«Las tiendas de conveniencia son un ariete de las grandes cadenas», aseveró la portavoz abertzale, quien dijo que la ampliación de la Zona de Gran Afluencia Turística al frente de la Zurriola «no fue positivo ni beneficioso».

Irabazi defendió «otro modelo de comercio» y el derecho de los trabajadores a descansar en domingos y festivos. La portavoz, Amaia Martin, criticó que no se hubiera convocado a los sindicatos a la reunión del consejo en diciembre, circunstancia que Gasco atribuyó a un «error humano».

El responsable de la Concejalía de Comercio rechazó las palabras de EH Bildu y se preguntó si en Pamplona, donde gobierna la coalición abertzale, también cerrarán El Corte Inglés: «No pueden hacerlo porque hay unas leyes que todos debemos cumplir».

Gasco negó que al Ayuntamiento le satisfaga la inauguración de una tienda de conveniencia, pero los promotores tienen la «licencia en regla», el local ocupa menos de 500 metros cuadrados y «legalmente no podemos hacer nada». «Eso sí -apostilló-, no ponemos ni un euro, ni subvencionamos, ni apoyamos, ni hemos dictado medidas favorables para su implantación». El edil del PSE se comprometió a citar a los sindicatos «en tiempo y forma» para consejos venideros, en los que se afinará la definición de la Zona de Gran Afluencia Turística.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos