La vivienda, principal preocupación de los donostiarras

La segunda parte de la Encuesta de Percepción Ciudadana indica que los ciudadanos no creen que se haya llegado al límite en atracción de turismo. Dan más importancia al cambio climático que a proyectos como el TAV, el Metro, Anoeta o la Bretxa

AINGERU MUNGUÍASAN SEBASTIÁN.

El primer problema de los donostiarras es el dificultoso acceso a la vivienda y resolver esta cuestión es el proyecto de futuro principal para los residentes en la ciudad. Así se desprende de la segunda parte de la Encuesta de Percepción Ciudadana, realizada por la empresa Data Key a impulso de la oficina del Plan Estratégico de San Sebastián y presentada ayer por el alcalde, Eneko Goia. Uno de los aspecto llamativos es que la lucha contra el cambio climático es más importante para los ciudadanos que proyectos como el TAV, la remodelación de la Bretxa, el Metro, la reforma del estadio de Anoeta o la ampliación de Garbera.

La encuesta se realizó entre el 13 y el 30 de junio mediante entrevistas telefónicas a 620 personas residentes en la ciudad de entre 16 y 74 años. La distribución de la muestra se hizo de forma proporcional por barrios, sexos y edad al total de la población donostiarra y su grado de error es de ± 4% (para p=q=0,5 y un nivel de confianza del 95%), lo que representa una gran fiabilidad, según la empresa que ha realizado el trabajo.

A los encuestados se les pidió que valorasen doce proyectos de futuros. Los resultados muestran «una clara jerarquización de la importancia» con grandes diferencias entre el primero y el último. Para los donostiarras el principal proyecto es «posibilitar el acceso a la vivienda, especialmente para los jóvenes», calificado como importante por tres de cada cuatro personas consultadas. Le sigue en importancia «la atracción de empresas innovadoras y de investigación», seguido de las «acciones para luchar contra el cambio climático». En la zona media de la tabla aparecen la «promoción de valores», las «medidas para hacer la ciudad más amigable para las personas mayores» o «limitar el acceso a los vehículos contaminantes». Y en la parte baja de la tabla se sitúan en la valoración de los ciudadanos proyectos concretos de infraestructuras como la llegada del TAV, la redefinición del edificio Pescadería de las Bretxa, el Metro, la remodelación del estadio de Anoeta o la ampliación de Garbera, todos ellos con una puntuación entre 2 y 6 cuando el acceso a la vivienda registra un 8,57 (en una valoración de importancia del 1 a l0).

El paro es la segunda preocupación y el tercero, la frecuencia del transporte público

Goia: «Es lógico que se valore más el día a día que proyectos concretos de infraestructuras»

En otro apartado se pregunta a los encuestados de forma libre (sin una lista predeterminada) que digan cuáles son los tres principales problemas de la ciudad. Las respuestas son congruentes en buena medida con la de los principales proyectos puesto que una gran mayoría (36,8%) estima que el mayor problema es el precio de la vivienda. En segundo lugar se sitúa el paro (17,4%) y en tercer puesto, las frecuencias del transporte público (16,3%), seguido del aparcamiento (10,5%) y la limpieza de las calles (9,8%).

Goia dijo no estar sorprendido por estos resultados porque la ciudadanía tiende a valorar más «las cuestiones del día a día» que los proyectos futuros de infraestructuras, «que puedo entender que a un espectro importante de la población no le afecten» aunque no dejen de ser importantes para la ciudad. Preguntado por su opinión ante la baja valoración de proyectos como el TAV (6,09) o el Metro (3,56), explicó que hay que cruzar estos datos con otros como el de que las frecuencias y la cobertura del transporte público es el tercer problema en opinión de los donostiarras.

La encuesta solicitó a los consultados que respondieran sí o no a preguntas concretas. Los resultados son que el 56% de los donostiarras no cree que se haya llegado al límite de atracción de turismo, que el 71% no quiere que se destinen recursos o instalaciones municipales para la realización de corridas de toros, que el 52% cree que las víctimas del terrorismo deberían tener un mayor reconocimiento por parte de la ciudad, que el 46% está satisfecho con Tabakalera (el 38% insatisfecho) y que el 51% no lo está de la Capitalidad Cultural Europea 2016 (frente al 46% que sí).

También se pregunta por la evolución en los últimos cinco años que se percibe de aspectos concretos. En los tres casos se aprecia un avance positivo: el 54% entiende que se ha mejorado en cuanto a la normalización del euskera, el 50% (frente al 45%) cree que la relación de la ciudad con los municipios del entorno marcha mejor, y un 48% frente a un 40% juzga que también ha mejorado la capacidad de la ciudad para atraer nuevas empresas.

Fotos

Vídeos