Aumentan los accesos a todas las instalaciones de Donostia Kirola excepto el Velódromo

Piscinas cubiertas del polideportivo de Bidebieta, cuyo uso ha crecido un 23% en tres años./MICHELENA
Piscinas cubiertas del polideportivo de Bidebieta, cuyo uso ha crecido un 23% en tres años. / MICHELENA

El concejal del PNV Ibabe explica que la cifra de abonados a la Kirol Txartela ha caído en la mayoría de barrios pero se incrementa un 15,91% entre los no donostiarras

JORGE F. MENDIOLASAN SEBASTIÁN.

El número de accesos a los polideportivos municipales ha aumentado un 4,18% desde 2015 pese a contar Donostia Kirola con un equipamiento menos en su oferta por el cierre del de Altza por obras. En total, los tornos registraron 1.576.615 entradas el pasado curso, 63.194 más que dos años antes.

Todos los centros deportivos de gestión pública directa se apuntan subidas en este último trienio excepto el Velódromo -que cae un 8,93%- y, lógicamente, Altza, que pierde los 126.326 usuarios que tenía hasta su derribo. El éxodo de vecinos de este barrio a otras zonas de la ciudad apunta a dos destinos principales, Intxaurrondo y Bidebieta, los dos polideportivos más cercanos, cuya actividad crece un 30,66% y un 23,08%, respectivamente. Etxadi (16,43%) y Paco Yoldi (16,03%) protagonizan los siguientes incrementos «más importantes».

El concejal de Deportes, Martín Ibabe, explica que los datos «confirman las afecciones» causadas por las obras en Altza y asegura que el patronato trabaja en la apertura de un espacio provisional para la práctica deportiva que permita «paliar esta situación».

El delegado de Deportes destaca el incremento de un 4,43% de los usos entre las mujeres

El número de abonados ha bajado un 10,58% en Altza, menos de lo que preveía el patronato

El delegado jeltzale señala que las cifras sobre accesos a las instalaciones municipales, en concreto las referidas a las de Intxaurrondo y Bidebieta, ratifican el acierto de las decisiones tomadas por el Ayuntamiento. «Ampliamos horarios y reforzamos los polideportivos de estos dos barrios, que presentan una evolución ascendente en el número de usuarios», argumenta Ibabe, quien advierte de que para Donostia Kirola es «muy importante» conocer la intensidad de uso de los equipamientos públicos porque es una herramienta para saber «cómo de atractiva es la oferta para el ciudadano».

En la desagregación por género, las mujeres lideran los ascensos con un 4,43%, frente a un 4% de los hombres. Los porcentajes de usuarios (60% ellos, 40% ellas) se mantienen estables.

Y mientras los tornos echan cada vez más humo, la Kirol Txartela retrocede y se deja un 1,27% de abonados desde 2015. En la actualidad cuenta con 43.117. Los descensos son generalizados en la mayoría de barrios. Encabeza esta clasificación el Centro (-16,83%), si bien Ibabe matiza que no se trata de una variación representativa pues, al no disponer de polideportivo propio, apenas hay 865 residentes abonados pese a ser el núcleo urbano y una de las áreas mas pobladas.

«Una situación incómoda»

Más reveladora es la bajada de un 10,58% que sufre Altza y que también está relacionada con la demolición del viejo recinto deportivo. Ibabe considera que la pérdida de abonados (616) es «menor de la prevista» y debe analizarse en el contexto de «la realidad que supone tener cerrado, desde hace ya algún tiempo, un espacio como este». El edil del PNV afirma que la tendencia negativa podría agravarse con el transcurrir de los meses, dado que la situación de quien se ve «obligado» a ir a otro barrio para hacer ejercicio se hace «más incómoda con el paso del tiempo».

En el lado opuesto de la balanza, Loiola-Martutene (4,02%), Zubieta (2,55%) y Amara Berri (0,35%) figuran como las tres únicas zonas que tienen más titulares de la Kirol Txartela que tres años atrás. En este capítulo, los hombres representan el 54% de los abonados y las mujeres, el 46% restante.

Hay que destacar que el comportamiento de los abonados no ha sido igual en toda la geografía de Donostialdea. Mientras en la capital su número se ha recortado un 2,85%, en el resto de localidades convenidas lo compensan con un aumento de un 15,91%, lo que permite suavizar la caída media.

A preguntas de Irabazi, Ibabe pone el foco en la evolución positiva del programa de actividades Kirol Ekin-tzak. El número de personas matriculadas en los cursillos organizados por Donostia Kirola se ha incrementado un 22% en el periodo analizado. La subida ha sido algo mayor entre los hombres, aunque la participación en los cursillos continúa siendo «mayoritariamente femenina», una tendencia que se mantiene desde hace ya varios años.

Por barrios, los inscritos aumentan en todos, aunque de forma especial en valores relativos en Gros-Ulia, la Parte Vieja y Egia. También es «destacable» que, a pesar del cierre de Altza, la participación de sus vecinos ha crecido un 14%, concluye el delegado del PNV.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos