Urbanismo asegura que las villas de Ondarreta pendientes de protección no corren peligro

Hoy expira la moratoria que impedía el derribo de los edificios que estaban incluidos en la revisión todavía sin aprobar del Peppuc

Dani Soriazu
DANI SORIAZUSAN SEBASTIÁN.

Casi medio centenar de elementos arquitectónicos de valor histórico-artístico de San Sebastián, entre los que se encuentran las quince villas de Ondarreta, podrían estar desde hoy desprotegidas ante posibles derribos. Se trata de las 47 fichas correspondientes a edificios, casas, caseríos, ruinas, jardines, y demás tesoros de la ciudad que están incluidas en la revisión del Plan Especial de Protección del Patrimonio Urbanístico Construido (Peppuc). Documento que todavía no ha sido aprobado, lo cual deja a estos inmuebles en una especie de limbo jurídico.

La aprobación inicial de la revisión del Peppuc en 2017 activó una moratoria de un año, periodo en el que estos edificios no podían ser objeto de obras de derribo o reforma. Y ese plazo expira hoy. El objetivo del gobierno municipal, a estas alturas, era el de tener ya la revisión del Plan en vigor. No obstante, la falta de un estudio de impacto ambiental -advertido por los grupos de la oposición- obligó en el último momento a posponer su aprobación. Ahora, el gobierno apura los tiempos para aprobar el documento actualizado antes de que algún propietario pueda presentar un proyecto de demolición en Urbanismo.

En cualquier caso, desde el departamento de Urbanismo se muestran confiados en que no habrá de qué preocuparse. «Los servicios jurídicos del Ayuntamiento están tranquilos», asegura el concejal delegado de esta área, Enrique Ramos. «La Ley de Suelo de Euskadi contempla que podríamos denegar las licencias en base a que la revisión del Peppuc sigue tramitándose», explica. Asimismo, apunta que «si hoy mismo se presentara una solicitud de estas características tendríamos, como mínimo, otros dos meses de plazo para tramitar la misma».

«Los servicios jurídicos están tranquilos, tenemos margen» Enrique Ramos (PSE), Concejal Urbanismo

«Si hoy mismo llegase una solicitud de obra, habría otros dos meses de margen para tramitarla»

«El informe de impacto ambiental llegará en un mes y aprobaremos la protección en julio»

Tiempo más que suficiente, según Ramos, hasta tener lista la aprobación definitiva del Peppuc. Desde su departamento están en contacto con la dirección de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, encargado de la redacción del informe de impacto ambiental, el último trámite que falta. Según sus últimas conversaciones, esperan que este documento pueda estar listo para finales de este mes o comienzos del que viene. «Nos gustaría aprobar la revisión del Plan en el Pleno de julio, y si no fuera posible convocaríamos un Pleno extraordinario en agosto para quedarnos cubiertos del todo legalmente».

Para mayor tranquilidad, el edil socialista destaca que hasta ahora «lo que ha habido es alguna consulta urbanística, pero no hay pendientes licencias por dar» para ninguno de estos inmuebles.

Proceso iniciado en 2016

Hay que recordar que la revisión del Peppuc se inició en 2016 y que una comisión técnica, formada principalmente por arquitectos municipales, analizó 90 construcciones que quedaron fuera del catálogo en 2014 -fecha de la anterior aprobación definitiva- y propone incluir con algún grado de protección a 47 de ellos.

Los técnicos que firmaron la propuesta en diciembre de hace dos años son el arquitecto y director del Departamento de Urbanismo, Juan Carlos Cuevas, el arquitecto y subdirector del Departamento de Urbanismo, Juan Mari Echeberria, la arquitecta de Edificación y Peppuc del Ayuntamiento Elena Arrue, la arquitecta de Edificación y Peppuc Irantzu Ortuzar, la doctora en Historia del Arte y asesora técnica de la comisión Peppuc Ana Azpiri y el doctor arquitecto Jon Chávarri, a quien se encargó la asesoría técnica.

La revisión llegó tarde para tres de los 90 inmuebles analizados durante los últimos meses: las villas Chomin (Infanta Beatriz 16) y Kanimar-Kanesi (Infanta Cristina 18-20) y la villa urbana situada en el número 27 de la avenida de Navarra de Gros. Las tres fueron derribadas antes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos