Tique para las motos como remedio a la falta de rotación

Jorge F. Mendiola
JORGE F. MENDIOLA SAN SEBASTIÁN.

La concejala de Movilidad, Pilar Arana, avanzó ayer que su departamento estudia obligar a los motoristas a poner tique de la OTA cuando estacionen en la calle. Es una de las medidas que se barajan como solución a la escasez de plazas existentes y la falta de rotación que sufren las mismas, según explicó en la Comisión de Espacio Público, Obras y Servicios Urbanos.

La delegada del PNV señaló que las motos «tienden a crecer y multiplicarse sin fin», pero advirtió de que las políticas implementadas por su departamento son «de contención» porque el espacio es «limitado». «Tenemos peticiones de más aparcamientos para motos, pero ya no queda sitio en la vía pública y el que queda hay que repartirlo entre todos los modos de transporte», argumentó Arana.

De aplicarse, la medida no tendría coste para el motorista. «No hablamos de cobrar por la OTA, pero sí estamos trabajando en la rotación. Que el poco espacio que hay se reparta entre los usuarios que realmente lo necesiten. Que no haya motos aparcadas durante largos periodos, sin utilizar. Se trata, en resumen, de racionalizar el poco espacio que hay», dijo Arana a preguntas del concejal del PP Txema Murguiondo, quien se interesó por las conclusiones del informe sobre flujos de motos realizado por el Ayuntamiento.

En Donostia son 26.000 las motocicletas censadas y poco más de 4.000 las plazas reservadas, lo que supone que solo un 15% de ellas tiene garantizado un espacio para estacionar en la calle.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos