Termas Bera Bera se pasa al 'seven'

La plantilla del equipo femenino del Termas Bera Bera, momentos antes de un partido en el Miniestadio. / BERABERA
La plantilla del equipo femenino del Termas Bera Bera, momentos antes de un partido en el Miniestadio. / BERABERA

Una vez finalizada la temporada, la sección femenina de rugby del club donostiarra disputa esta nueva modalidad

IMANOL LIZASOAIN SAN SEBASTIÁN.

Comenzaron el año pasado con un nuevo proyecto y esta temporada ya han conseguido consolidarlo, no sin horas y horas de mucho esfuerzo y trabajo. Termas Bera Bera se ha estrenado por primera vez en su historia en la Liga Vasca a lo largo de esta campaña. Lo ha hecho como único conjunto donostiarra del campeonato y sus resultados no han sido del todo malos para una escuadra que acaba de conocer el oval como quien dice. Octavas en una clasificación compuesta por diez equipos, las entrenadas por Gonzalo Alonso han finalizado la competición doméstica con dos triunfos y siete derrotas. Este club no busca objetivos deportivos a corto plazo, ya habrá tiempo para eso más adelante. El propósito del Bera Bera es situar al rugby femenino en el mapa de las miles de disciplinas deportivas que se practican hoy en día en el mundo, rompiendo así ese techo de cristal que muchas veces limita e impide el avance de las mujeres en su carrera laboral o deportiva.

No ha sido una temporada fácil para el Termas. A lo largo de todo el año, en numerosos partidos, las donostiarras se han visto obligadas a jugar tan solo con doce jugadoras, sin tener sustituciones durante los encuentros. Ángel Aizpitarte (Elgoibar, 1958), coordinador de la sección, aseguraba a comienzos de temporada que «tenemos alrededor de 230 jugadores, pero solo un 10% son mujeres. Eso tiene que cambiar». Al conjunto guipuzcoano todavía le queda un último sprint final para dar por finalizada la temporada. Y lo harán, presumiblemente, con cambios en el banquillo. Hace dos semanas arrancó la Liga Vasca femenina de Seven, donde solamente saltan al campo siete jugadoras. El crecimiento del rugby femenino es ya todo un hecho. Charlamos con Ainhoa Pérez, delegada del Termas Bera Bera. «Pese a que en el seven participamos menos jugadoras sobre el campo, también hemos tenido problemas para llevar equipo. Muchas jugadoras se encuentran estudiando para selectividad y ya nos costó llevar a diez-doce integrantes de nuestra plantilla para la jornada inaugural que tuvo lugar en Bilbao hace dos semanas. Es más, tuvimos recurrir a jugadoras de Ordizia».

Todas contra todas

«Tenemos alrededor de 230 jugadores, pero solo un 10% son mujeres. Eso tienen que cambiar»

La Liga de seven se encuentra compuesta por ocho clubes -Getxo, Eibar, Gernika, Gaztedi, Bilbao B, Termas Bera Bera, Bilbao A y Durango- y en cada una de las dos jornadas de las que está compuesto el torneo, todas se miden contra todas. «En la jornada inaugural quedamos en sexto lugar, que dentro de los problemas que tuvimos para llevar equipo no está del todo mal. Se juegan dos partes de siete minutos con siete jugadoras sobre el verde. El rendimiento del equipo depende mucho de cada jugadora. Las más ágiles y veloces disfrutan más porque tienen muchos más espacios y metros para correr. En cambio, las delanteras, que tienen algo más de peso respecto a otras posiciones sobre el campo, disfrutan menos». La última jornada de la Liga Vasca de seven femenino tendrá lugar el último domingo de este mes, aunque aún no se conoce el lugar.

Bera Bera continúa necesitando chicas que quieran practicar este deporte de cara a la siguiente temporada. «El 16 de junio, coincidiendo con el día del club, vamos a aprovechar la jornada que tendrá lugar en La Zurriola para captar nuevas jugadoras. Quien quiera pasarse está más que invitada».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos