Suspendida la tramitación del derribo de Villa Saga como medida cautelar

Villa Saga. /ANCORA
Villa Saga. / ANCORA

Gasco anuncia que el Gobierno Vasco estudia una petición para declararla bien cultural calificado y ha pedido la colaboración del Ayuntamiento

A. MUNGUÍA SAN SEBASTIÁN.

La tramitación del derribo de Villa Saga ha sido suspendida, mientras el Departamento de Cultura del Gobierno Vasco analiza una solicitud para declarar este inmueble como Bien Cultural Calificado de la Comunidad Autónoma Vasca, según explicó el primer teniente de alcalde, Ernesto Gasco (PSE).

Esta construcción, proyectada en 1923 por Pedro Gaiztarro y ubicada en una parcela de 1.800 m2 en Ategorrieta, nunca ha estado protegida en la normativa municipal, pero las asociaciones de defensa del patrimonio y ciudadanos particulares han reclamado insistentemente en las últimas semanas su blindaje para evitar la desaparición del inmueble. Su actual propietario tramita desde el pasado mayo una licencia de derribo para construir otra casa.

El concejal de Urbanismo, Enrique Ramos, ha decidido «suspender la tramitación de la solicitud de licencia para derribo» como «medida cautelar» ante una petición de colaboración del Gobierno Vasco. En su resolución, el edil explica que el Departamento de Cultura cursó un oficio «mediante el cual se comunica que se ha recibido solicitud de declaración monumental para que el edificio sito en Caserío Parada 24 (Villa Saga) sea declarado Bien Cultural Calificado de la Comunidad Autónoma Vasca, conforme al procedimiento establecido en la Ley 7/1990 de Patrimonio Cultural Vasco».

El Gobierno Vasco «está estudiando la documentación presentada al objeto de poder clasificar y valorar adecuadamente este edificio del siglo XX y poder proponer el nivel de protección que le corresponda». En la notificación, el Departamento de Cultura «insta la necesaria colaboración del Ayuntamiento». Por todo ello, Urbanismo entiende «justificado» adoptar esta medida cautelar hasta que se resuelva la solicitud de calificación de la villa. «Si se derribara sería imposible una protección que está siendo ahora analizada por el Gobierno Vasco», explicó Gasco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos