La solución para las motos entre la Avenida y Urbieta, para primavera

Una moto ignora la prohibición y pasa junto a las rejillas.
Una moto ignora la prohibición y pasa junto a las rejillas. / A.M.

Movilidad eliminará una rejilla y trasladará la otra para dar seguridad en la curva a los vehículos de dos ruedas, según afirma Pilar Arana (PNV)

AINGERU MUNGUÍA SAN SEBASTIÁN.

Ya va para un año que se anunció la supresión de la rejilla de ventilación en el cruce entre avenida de la Libertad y Urbieta, un peligro para los motoristas. Tras barajarse varias alternativas, finalmente el Departamento de Movilidad ejecutará la próxima primavera una solución que consistirá en eliminar de la calzada una de las dos peligrosas planchas metálicas y trasladará de lugar la otra para garantizar la seguridad de la zona.

Era mayo del año pasado cuando el Ayuntamiento colocó en la avenida de la Libertad, justo antes del cruce con la calle Urbieta, una señal de prohibido girar a la izquierda para los motoristas. El Departamento de Movilidad pretendía acabar provisionalmente con la inseguridad de esta curva mientras ultimaba lo que parecía una medida inminente: eliminar las peligrosas rejillas de ventilación del parking de La Concha que suponen un inquietante elemento para todos los motoristas, principalmente cuando llueve. De hecho esta era una de las quejas tradicionales de los conductores desde que en 2011 se inaugurase el nuevo aparcamiento subterráneo.

El Departamento de Movilidad creyó tener la solución al problema, gracias a la disponibilidad a efectuar el cambio mostrada por la empresa gestora del parking. Sin embargo, esta opción fue finalmente desechada al conllevar la modificación del contrato de explotación del estacionamiento, la eliminación de una o dos plazas del parking y la necesidad de buscar un cambio en el sistema de ventilación, además de suponer un coste cercano a los 200.000 euros, toda una escarpada montaña.

Otra la de las soluciones que se barajó fue la aplicación de un producto a la rejilla para que aumentara su agarre. El problema, explicó la concejala de Movilidad, Pilar Arana (PNV), es que este producto estaba homologado para las zonas por donde pasan peatones, pero no para las calzadas, lo que debilitaría la seguridad jurídica de esta alternativa ante los tribunales si algún motorista pleiteara con el Ayuntamiento tras un accidente.

Finalmente, Movilidad ha encontrado una tercera alternativa que es la que ejecutará en los próximos meses. Como las dos rejillas son independientes (una es de entrada y otra de salida de aire), se ha decidido eliminar solo una de ellas (la triangular) y trasladar unos metros la otra. Con ello se consigue «un resultado óptimo» sin necesidad de cambiar el contrato del parking ni de eliminar ninguna plaza y con una reducción de gasto a la mitad respecto a la primera opción. «El proyecto está ultimándose en la actualidad y su ejecución durará unas 5 semanas», explicó la concejala. La aprobación del presupuesto y la tramitación del concurso de obras se prolongará unos meses, con lo que Movilidad estudia qué momento será el mejor para llevar a cabo la obra el próximo invierno. «Lo previsible es que lo hagamos en primavera, un vez pasado el carnaval», explicó la edil.

Fotos

Vídeos