Solidaridad para facilitar la vida

Gran ayuda. Una silla de ruedas puede marcar una gran diferencia en la vida de quien la necesita./AYGÜÉS
Gran ayuda. Una silla de ruedas puede marcar una gran diferencia en la vida de quien la necesita. / AYGÜÉS

Cruz Roja ofrece elementos de apoyo para personas con movilidad reducida. Este servicio presta artículos donados por entidades y particulares que colaboran con dicha iniciativa

GORKA LARRUMBIDESAN SEBASTIÁN.

Llega diciembre y el espíritu navideño muestra nuestra faceta más solidaria. Es el momento del año en el que, de alguna manera, todos estamos más sensibilizados y nuestro afán colaborativo crece muchos enteros. Y es que ayudar a los más necesitados es algo que nos compete a todos. Por eso, y como es costumbre, en su objetivo por ayudar al más necesitado, Cruz Roja cuenta desde 2010 con un servicio en el que pone a disposición de las personas mayores y/o personas discapacitadas con problemas de movilidad reducida diferentes productos de apoyo. El fin, que estas personas puedan tener mayor autonomía y superar dificultades en el desarrollo de la vida diaria previniendo, compensando y mitigando deficiencias y limitaciones cognitivas, motoras o de orientación.

Esta iniciativa presenta un servicio de préstamo gratuito, por lo que la persona que solicita el servicio podrá disponer de diferentes productos de apoyo con un periodo de tiempo de tres meses «con posibilidad de renovación si así lo demandara», explican los responsables del área de Productos de Apoyo. Sillas de ruedas, muletas, bastones, andadores y otro tipo de mobiliario de apoyo están a disposición de quien lo necesite gracias a esta propuesta que tiene como pilar fundamental el facilitar el día a día a las personas que lo necesiten.

Este servicio de préstamo ha sido posible gracias a las distintas donaciones de particulares y entidades como hospitales, centros de salud o residencias, que colaboran en la puesta en marcha de esta iniciativa. No obstante, no es fácil conseguir todo este material, por lo que desde Cruz Roja se anima a todas aquellas personas que tengan material de apoyo inutilizado a que se pongan en contacto con el centro de Ategorrieta donde, a buen seguro, podrán darle un nuevo uso.

Afán colaborativo

Todas aquellas personas que estén interesadas en solicitar este servicio de préstamo -o que también estén dispuestas a donar- algún producto de apoyo para la movilidad personal pueden hacerlo poniéndose en contacto con la oficina provincial de Cruz Roja en Gipuzkoa -Avenida de Ategorrieta número 10- o bien en el número de teléfono 943 22 22 22.

«Queremos dar a conocer este servicio y pedimos a todas aquellas personas que dispongan de material, residencias y hospitales que ya no vayan a hacer un uso de él que nos lo faciliten para que nosotros, desde este área, podamos prestarlo a personas que verdaderamente lo necesiten y ayudarles así a mejorar su calidad de vida», argumentan desde el centro de Cruz Roja del barrio de Gros.

Este servicio presenta además otras posibilidades, ofreciendo también apoyo asistencial y atendiendo otras realidades como la facilitación de elementos prácticos para el aseo, las comidas y el vestir, que persiguen un único objetivo: facilitar el día a día de personas mayores o con discapacidad.

Es un servicio práctico, útil y gratuito al servicio de toda la población guipuzcoana, que funciona gracias al buen hacer de donantes e instituciones y que es, desde enero de 2010, una realidad gracias al buen hacer de los trabajadores de Cruz Roja. La colaboración se presenta crucial para que toda aquella persona necesitada pueda encontrar soluciones y mitigar los problemas que se le presenten en su vida diaria.

Desde Cruz Roja también recuerdan otros servicios que prestan a personas mayores o con discapacidad como son la teleasistencia domiciliaria, cuidados de enfermería, cuidado personal, visitas hospitalarias y acompañamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos