Los sobrecostes presupuestarios rozan el 10% legal

Las dificultades que está encontrando la construcción el doble ascensor entre Morlans y Aiete tienen su reflejo en el presupuesto de ambos proyectos, cuyas desviaciones rondan el 10% máximo permitido por ley que obligaría a volver a sacar las obras a concurso público.

Los errores del estudio geotécnico sobre las características del terreno han provocado la necesidad de reforzarlo con micropilotes para garantizar su estabilidad, lo que supondrá sobrecostes de un 9,49% en el primer lote -el elevador inclinado- y de un 9,56% en el segundo, el vertical que subirá hasta el paseo de Aiete. Cualquier contratiempo o imprevisto que surja condenaría al proyecto a repetir los trámites de licitación y adjudicación, un proceso que con las exigencias normativas actuales duraría entre tres y cuatro meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos